banner

Published On: Sab, mar 10th, 2018

Activistas exigen a gobernador Ralph Northam, vetar ley que prohíbe ciudades santuarios en Virginia

Aunque el balance legislativo de 2018 no favoreció a los inmigrantes, la lucha se habría fortalecido

El gobernador, Ralph Northam, debe cumplir con la promesa que realizó al asumir su mandato en cuanto al veto de cualquier ley que atenta en contra de los inmigrantes, según La Coalición para los Derechos de los Inmigrantes de Virginia, VACIR.

El gobernador, Ralph Northam, debe cumplir con la promesa que realizó al asumir su mandato en cuanto al veto de cualquier ley que atenta en contra de los inmigrantes, según La Coalición para los Derechos de los Inmigrantes de Virginia, VACIR.

Un grupo de defensores de la justicia pro inmigrantes de Virginia rechazó la aprobación de la ley HB1257 por parte del Senado estatal que impide el establecimiento de ciudades santuarios en las localidades de la región.

La Coalición para los Derechos de los Inmigrantes de Virginia (VACIR, por sus siglas en inglés) exigió al gobernador, Ralph Northam, cumplir con la promesa que realizó al asumir su mandato en cuanto al veto de cualquier ley de esta naturaleza, calificada por la organización como “odiosa” y que tiene como objetivo criminalizar a las comunidades inmigrantes y refugiados en la Commonwealth.

“La ley para nosotros es un mensaje que quieren dar los conservadores para crear terror. Igualmente en la actualidad no es posible establecer ciudades santuarios en Virginia, sin que sea aprobado por la Asamblea General. Esto significa que cada ciudad no puede crear leyes por ellas mismas, sino que deben ser aprobadas por el Senado y la Cámara de Delegados” dijo a El Tiempo Latino, Margie Del Castillo, presidente del comité de política estatal de VACIR.

Del Castillo aseguró que la acción es parte de la administración de Trump y sus medidas “draconianas y racistas”, llevadas al estado. Aunque no es la primera vez que sale a la palaestra esta decisión legal, este año impulsada por el delegado republicano Ben Cline, el no ser vetada cerraría las puertas a futuras legislaciones que busquen abrir campo a los inmigrantes en las distintas ciudades de Virginia, aunque por sí mismas no puedan establecer territorios santuarios.

Para la activista, la lucha es dura, pero ha rendido frutos a pesar de que el balance en la Asamblea General no fue positivo en cuanto a decisiones adoptadas por la institución este 2018. Así pues, dos propuestas fundamentales fueron rechazadas; una referida a las matrículas locales en las universidades para estudiantes inmigrantes y la segunda sobre el otorgamiento de licencias de conducir a indocumentados.

“Los proyectos sobre matrículas sí fueron escuchados en el Senado, tuvieron su audiencia, pero los rechazaron por un voto del partido republicano, quienes conforman la mayoría. En la Cámara de Delegados nunca fueron expuestos, ya que los movieron al Comité de Reglas, donde caen todas las leyes muertas. Con respecto a la legislación que permitiría la licencia de conducir, también tuvo una audiencia en el Senado y no hubo nadie que hablara en contra, pero no se logró discutir en la Cámara”, enfatizó Del Castillo.

La organización hace el llamado a los habitantes de virginia a que se comuniquen directamente a la línea telefónica de la oficina del gobernador (804) 786 2211 para solicitar el veto de la ley indicando su número, ya que su promulgación convertiría a Virginia en un lugar hostil para los residentes más vulnerables al obligar a las localidades a cooperar con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés). “Las comunidades de inmigrantes y refugiados de Virginia ya viven con el temor de que sus vidas se derrumben y sus familias sean destrozadas debido a las políticas atroces de la administración federal. El estado de Virginia no necesita empeorar la situación para ellos”.

“Cuando llegue el tiempo de cambiar a los representantes vamos a tener un poder fuerte para poder pasar las leyes. Hablábamos de esto como una batalla de diez años, que iba a demorar bastante. La Cámara y el Senado hace tres años se venía muy diferente y no se esperaba el cambio que se hizo con las primeras dos latinas y la primera inmigrante asiática. Sé que no es fácil, pero estamos construyendo un futuro bien poderoso, así que es bueno añadirse a la lucha desde cualquier grupo local que trabaje en esto”, concluyó la defensora.

Por Ricardo Sánchez-Silva | El Tiempo Latino

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Edición Impresa