banner

Published On: Vie, oct 18th, 2019

Acusan a presidente de Honduras Juan Orlando de amparar un narco-Estado

Tegucigalpa.- Las nuevas pruebas presentadas este martes por varios testigos del juicio por supuesto narcotráfico contra el exdiputado Juan Antonio Hernández, implican al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, quien es acusado de amparar un narco-Estado en el país centroamericano.

Tras las revelaciones realizadas en el proceso judicial que se desarrolla en la ciudad estadounidense de New York contra el hermano del mandatario hondureño, más de cinco interrogados alegan haber financiado de algún modo las campañas de Hernández al Congreso en 2009 y a la Presidencia de 2013 y 2017.

Tras las revelaciones realizadas en el proceso judicial que se desarrolla en la ciudad estadounidense de New York contra el hermano del mandatario hondureño, más de cinco interrogados alegan haber financiado de algún modo las campañas de Hernández al Congreso en 2009 y a la Presidencia de 2013 y 2017.

Tras las revelaciones realizadas en el proceso judicial que se desarrolla en la ciudad estadounidense de New York contra el hermano del mandatario hondureño, más de cinco interrogados alegan haber financiado de algún modo las campañas de Hernández al Congreso en 2009 y a la Presidencia de 2013 y 2017.

Según los testimonios de dos narcotraficantes que han alcanzado pactos con la Fiscalía de Estados Unidos, el actual presidente de la nación centroamericana, así como el anterior jefe del Estado, Porfirio Lobo, están involucrados directa e indirectamente en el tráfico de cocaína.

Asimismo, son acusados de realizar supuestos envíos de tropas del Ejército a la frontera con Guatemala para proteger a un cartel de la droga, y el uso de la Policía Nacional para escoltar cargamentos de cocaína o asesinar a líderes del narco.

El empleo de la justicia para detener a grupos narcotraficantes son algunas de las graves acusaciones escuchadas también durante las jornadas que lleva el juicio el hermano del dignatario hondureño.

Este martes el narcotraficante Fernando Chang, en sus declaraciones a la corte norteamericana, aseguró que junto a Tony Hernández traficó un total de 15 mil kilos de cocaína con un costo de 10 mil dólares por kilo.

Igualmente, dijo estar implicado de conjunto con el hermano del mandatario hondureño en la compra y venta de armas y municiones de alto calibre.

Ante las acusaciones contra la presidencia de Honduras, la Conferencia Episcopal publicó un comunicado donde critica a la clase política nacional y los denuncia por permitir la infiltración del narcotráfico en todas las instituciones.

En ese sentido, la institución religiosa reclamó que el nuevo Código Penal no entre en vigor como está previsto el próximo mes de noviembre, hasta tanto se esclarezca el entramado judicial en el cual está implicado el presidente.

‘Nada de lo que el narcotráfico ha logrado en nuestro país podría haberse alcanzado sin la colusión de los órganos que, por razón de su ser, estaban llamados a defender la vida y proporcionar seguridad a todos’, reseña el texto de la Iglesia hondureña.

Las autoridades de Estados Unidos imputan a Juan Antonio Hernández por los cargos de tráfico de drogas, posesión ilegal de armas, soborno y declaraciones falsas a un funcionario norteamericano.

Mientras desde el pasado 2 de agosto, la Fiscalía del distrito Sur de Nueva York acusó al presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, de usar dinero del narcotráfico para mantenerse en el poder y financiar sus campañas políticas hasta 2017.

PL

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Edición Impresa