banner

Published On: Sab, nov 24th, 2018

Álvaro Torres, cantautor salvadoreño: “mis canciones son para siempre, no caducan”

Con la sencillez y el carisma que le caracteriza, el cantante y compositor salvadoreño habló de su música, del concierto “Reencuentro” y sus invitados, y de los proyectos que se avecinan.

“El último romántico”, como es conocido a nivel internacional, regresó a su tierra natal para endulzar los oídos de su público en su concierto “Reencuentro”, en el que hizo un sentido recorrido por sus grandes éxitos. FOTO EDH / Menly Cortez

“El último romántico”, como es conocido a nivel internacional, regresó a su tierra natal para endulzar los oídos de su público en su concierto “Reencuentro”, en el que hizo un sentido recorrido por sus grandes éxitos. FOTO EDH / Menly Cortez

Se dice que “nadie es profeta en su tierra”, pero este dicho tan popular no aplica al caso del cantautor salvadoreño Álvaro Torres. Y es que el artista de renombre internacional y miembro del Salón de la Fama de Cantautores, radicado en Miami, es muy admirado y amado en el terruño que lo vio nacer.

“El último romántico”, como es conocido a nivel internacional, regresó a su tierra natal para endulzar los oídos de su público en su concierto “Reencuentro”, en el que hizo un sentido recorrido por sus grandes éxitos, entre ellos “De punta a punta”, “Nada se compara contigo”, “Hazme olvidarla”, “Patria querida” y “Si estuvieras conmigo”.  La velada tuvo lugar el jueves 22 de noviembre en el anfiteatro del Centro Internacional de Ferias y convenciones (Cifco).

¿Qué significa para ti este nuevo concierto?

Hay un motivo muy especial, que es cantar todas mis canciones para mi gente, para mis hermanos salvadoreños, para el público en general. Representa un puño de cosas que si las empiezo a enumerar no terminaría ahora.

¿Qué te hace volver a tu tierra?

No tendría que haber ninguna razón para volver a mi tierra, yo soy salvadoreño y no necesito excusas para hacerlo. Siempre estoy listo, añorándolo y dispuesto para regresar a mi patria.

¿Qué significa para ti este nuevo reencuentro con los salvadoreños?

Es un reencuentro que siempre deseé, siempre quise que ocurriera. Creo que ha habido personas trascendentales en ese logro, entre ellos mi manager, el ciudadano cubano-americano José Luis Castro, con el que trabajo en asociación desde hace ya seis años. Él ha tocado cada puerta para exponer nuestras ideas, algunos le creyeron otros no, pero los que creyeron se pusieron a trabajar con él. Y es así como hemos llegado hasta este momento.

Mi trabajo lo fui haciendo paulatinamente desde que me fui de mi patria; comencé a escribir canciones, llevo alrededor de 500 composiciones y entre 40 y 50 éxitos a nivel internacional. Creo que mi labor ya está plasmada, pero sin el trabajo de José Luis Castro no hubiera ocurrido. Toda esa responsabilidad y ese logro se lo debo a él y a las personas que realmente creyeron todas sus ideas. Una de esas ideas ha hecho que el anfiteatro (del Centro Internacional de Ferias y Convenciones) donde ha desfilado una gran cantidad de artistas de todo nivel, ahora lleve mi nombre. De verdad que es maravilloso.

En el concierto “Reencuentro” estuviste acompañado de grandes artistas, ¿Qué me dices al respecto?

En esta ocasión estuve acompañado de Francisco Céspedes, Arquímedes Reyes, el pianista Andrés Ángel, Luzma Andrade, la Sinfónica Juvenil de El Salvador, el maestro David Pimentel y otros artistas. Además, estuvo mi banda, que siempre viaja conmigo, que son cuatro cubanos y excelentes músicos. Para mí ellos representan algo maravilloso, el público los pudieron disfrutar.

¿Qué emociones experimentas cada vez que estás en el escenario y ves que tus compatriotas se deleitan y entonan tus composiciones?

¿Has visto los fuegos pirotécnicos, de muchos colores y estruendos aquí en El Salvador cada 31 de diciembre? Eso es lo que siento al estar en mi tierra, es una algarabía de emociones, son todas las emociones a la vez.

Ante la oleada de nuevos géneros musicales, ¿Cómo logras, hoy en día, que tu música romántica se mantenga a flote y esté presente en el gusto de muchísimas personas?

Lo que mantiene mi vigencia es que mis canciones son para siempre, no caducan. Canciones, por ejemplo, “De punta a punta”, que tiene alrededor de 25 años, cuando hoy en día la gente la escucha por primera vez cree que fue grabada hace dos años o recientemente. Y es que tiene un realismo bien impregnado y fuerte que hace creer a la gente que estoy hablando de su caso. Son experiencias que me ha tocado vivir afortunadamente. El romanticismo no morirá porque hay gente que cada día está arribando a una nueva edad: a la primera adultez, de los 20 años en adelante, que es cuando empieza a enamorarse y a darle otra dimensión a los sentimientos y a la relación. Al llegar a esa etapa, las personas sí siguen disfrutando de la corriente musical actual, pero también buscan abrigarse con canciones que digan algo denso y profundo para dedicarlas a su pareja.

¿Qué planes o proyectos tienes?

Vienen dos nuevos discos. Una producción de éxitos, que es un disco con colaboraciones de cantantes cubanos como Francisco Céspedes, Leoni Torres, Laritza Bacallao y Pablo Espejel.

Viene también un álbum inédito, de canciones totalmente nuevas. Acabo de grabar una nueva canción, “La más bella historia de amor”, con uno de mis invitados al concierto, el pianista salvadoreño Andrés Ángel.

Por Osmín Monge | elsalvador.com

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Edición Impresa