banner

Published On: Dom, jul 16th, 2017

Ausangate, la majestuosa montaña de los siete colores en Perú

  • La montaña altoandina que atrapó un arcoíris
  • Es el destino de moda a 6.380 metros sobre el nivel del mar
Su coloración natural se da por la presencia de piedras sedimentarias en erosión que, en conjunto, vislumbran siete colores que contrastan con el azul del cielo para formar una barrera majestuosa entre el desierto de la costa y la selva amazónica.

Su coloración natural se da por la presencia de piedras sedimentarias en erosión que, en conjunto, vislumbran siete colores que contrastan con el azul del cielo para formar una barrera majestuosa entre el desierto de la costa y la selva amazónica.

La Montaña de colores, el Arcoíris en la Tierra o el Cerro Colorado. Con esos nombres conocen al nevado de Ausangate, el destino de moda en Perú. Queda a tres horas de Cuzco, la capital del Imperio Inca, a 6.380 metros sobre el nivel del mar y forma parte de la cordillera del Vilcanota, en la provincia de Quispicanchis.

Se trata de uno de los destinos con los que Perú busca atraer a más visitantes internacionales, en una zona ya consolidada con puntos de interés como Cuzco, Machu Picchu y el Valle Sagrado.

Para llegar a Ausangate hay que hacer un viaje de tres horas en bus desde el centro de Cuzco. Al llegar, diferentes agencias de viajes están listas para guiar una caminata de cuatro horas hasta el sitio desde donde, por fin, se podrá admirar la montaña arcoíris y el hermoso valle que la rodea. De regreso, el trayecto es de menos dificultad y dura, en promedio, dos horas.

Su coloración natural se da por la presencia de piedras sedimentarias en erosión que, en conjunto, vislumbran siete colores que contrastan con el azul del cielo para formar una barrera majestuosa entre el desierto de la costa y la selva amazónica.

Zona virgen

Aunque los viajeros pueden regresarse a Cuzco el mismo día, lo ideal es poder disponer de varios días para poder explorar todas las maravillas de un destino que todavía se conserva virgen y alejado del turismo masivo.

Lagunas y valles por donde pastan las llamas forman parte de esos encantos que se pueden explorar en caminatas o a lomo de caballo.

Otro de los lugares más bellos de toda la región es la Cima Nevada, que con sus nieves perpetuas conforma una de las zonas altoandinas más recomendadas para los deportes de aventura, en especial para los amantes del senderismo y la escalada en glaciar.

Fuente: Peru Travel

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Edición Impresa