banner

Published On: Jue, ago 22nd, 2019

Gobierno de Trump allana el camino para detención indefinida de niños emigrantes

WASHINGTON.-  El Gobierno de Trump decidió poner fin a una norma de 1997, conocida como el Acuerdo Flores, que limita a 20 días el tiempo que pueden permanecer bajo custodia los niños emigrantes, indicó en un comunicado el Departamento de Seguridad Interna.

"Niños que ya han soportado violencia y persecución podrían resultar aún más afectados por esta política. El Acuerdo Flores (…) debe seguir vigente para proteger a bebés, infantes, niños y adolescentes", dijo la organización Amnistía Internacional en un mensaje en su cuenta de Twitter. Foto Reuters

“Niños que ya han soportado violencia y persecución podrían resultar aún más afectados por esta política. El Acuerdo Flores (…) debe seguir vigente para proteger a bebés, infantes, niños y adolescentes”, dijo la organización Amnistía Internacional en un mensaje en su cuenta de Twitter. Foto Reuters

“El  secretario interino de Seguridad Interna, Kevin K. McAleenan, y el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, anunciaron una regla que pone fin a las previsiones centrales y relevantes del Acuerdo Conciliatorio de Flores (…) lo que es importante es que esta regla permite poner fin al Acuerdo de Flores”, dice el comunicado.

El Acuerdo Conciliatorio de Flores se refiere a un litigio iniciado en 1985 por la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) en favor de la entonces adolescente salvadoreña Jenny Lisette Flores, quien a los 15 años huyó de la violencia en su país para vivir con una tía en EEUU y fue detenida por las autoridades migratorias por no tener los papeles en regla.

La ACLU alegó que la detención indefinida de menores violaba la Constitución y las leyes migratorias, y el caso llegó a la Corte Suprema de Justicia, que falló en 1993 a favor de Flores, dando lugar a un acuerdo conciliatorio firmado en 1997 por el entonces Gobierno de Bill Clinton (1993-2001) y la demandante, que estableció las condiciones mínimas para el trato de menores emigrantes no acompañados.

Esos estándares estipulan que las autoridades federales deben entregar a los niños a cualquier familiar o amigo cercano de la familia “sin demoras innecesarias”, en lugar de mantenerlos bajo custodia, y que, de ser necesaria esta, debe aplicarse en las condiciones “menos restrictivas posibles” y en ningún caso por más de 20 días.

Para el Gobierno de Donald Trump el Acuerdo Flores en un “agujero legal” que alienta a los emigrantes a viajar con sus hijos cuando cruzan la frontera, de forma de tener más posibilidades de ser liberados tras una breve detención en EEUU, para hacerse cargo de los niños, y correr menos riesgos de deportación.

McAleenan sostuvo que la nueva regla previene que los niños emigrantes sean explotados y tiene un efecto de disuasión contra el gran flujo de familias emigrantes que ingresan por la frontera sur y que están agotando los recursos federales para su atención.

La nueva regla entrará en vigor 60 días después de que la publique este viernes el Registro Federal, dijo McAleenan.

El presidente Trump dijo en otra declaración que cerrar el agujero legal del Acuerdo Flores constituye una “necesidad humanitaria urgente”.

Pero organizaciones de derechos humanos reaccionaron advirtiendo que esta medida solo traerá más daño para los menores inmigrantes.

“Niños que ya han soportado violencia y persecución podrían resultar aún más afectados por esta política. El Acuerdo Flores (…) debe seguir vigente para proteger a bebés, infantes, niños y adolescentes”, dijo la organización Amnistía Internacional en un mensaje en su cuenta de Twitter.

La ACLU, por su parte, advirtió que adoptará medidas legales urgentes para bloquear la aplicación de esta nueva regla.

“Este es otro ataque cruel a los niños, a los que la administración Trump toma una y otra vez como blanco de sus políticas contra los inmigrantes. El Gobierno, para empezar, no debería estar encarcelando niños, y ciertamente no debería intentar poner más niños tras las rejas por más tiempo”, dijo en una declaración la consejera legal de ACLU, Madhuri Grewal.

Caravanas de migrantes procedentes de América Central comenzaron a llegar a EEUU desde México en octubre del año pasado.

El presidente Trump calificó este fenómeno como una crisis y declaró en febrero una emergencia nacional para obtener fondos destinados a construir un muro fronterizo.

Washington ha desenvuelto una cantidad de medidas, entre ellas un acuerdo con México para que ese país frente el avance de los emigrantes centroamericanos.

McAleenan dijo que la cantidad de detenciones en la frontera cayó al menos 40 por ciento desde el mes de mayo.

Por Sputnik

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Edición Impresa