banner

Published On: Dom, mar 5th, 2017

La verdad es dura

“La verdad es que nuestra nación está más dividida que nunca”, “La verdad es que los hechos alternativos son mentiras”, “La verdad es que los medios de comunicación son deshonestos”, “La verdad es que una mujer debe vestirse como una mujer”, “La verdad es que los derechos de las mujeres son derechos humanos”, “La verdad es que tenemos que proteger nuestras fronteras”, “La verdad es que su política de refugiados es una prohibición de los musulmanes”, “La verdad es que necesitamos una investigación completa de los lazos rusos”, “La verdad es la fuga de información clasificada es el verdadero escándalo”, “La verdad es difícil de saber”, “La verdad es dura”…

Todo indica que esta guerra que inició el magnate Trump, en contra de la prensa de Estados Unidos, es muy similar de cómo comenzó el impopular y dictador Hugo Chávez a eliminar a todo aquel que opinara diferente, coartando de manera radical con el cierre de periódicos y boicoteos para callar la voz del pueblo.

Todo indica que esta guerra que inició el magnate Trump, en contra de la prensa de Estados Unidos, es muy similar de cómo comenzó el impopular y dictador Hugo Chávez a eliminar a todo aquel que opinara diferente, coartando de manera radical con el cierre de periódicos y boicoteos para callar la voz del pueblo.

No se trata de ninguna plegaria, sino de la nueva campaña publicitaria del diario estadounidense The New York Times, en contra del magnate republicano, ya que el presidente Donal Trump continúa con su ataque en contra de los medios de comunicación que no piensan igual que él, o que no lo apoyan en sus ideales radicales y racistas, coartando todo aquello a lo que se refiere la libertad de expresión, siendo ésta una de las principales enmiendas de la constitución estadounidense.

Todo indica que esta guerra que inició el magnate Trump, en contra de la prensa de Estados Unidos, es muy similar de cómo comenzó el impopular y dictador Hugo Chávez a eliminar a todo aquel que opinara diferente, coartando de manera radical con el cierre de periódicos y boicoteos para callar la voz del pueblo. Ya sabemos la historia y también sabemos cómo termina, resumiéndolo todo en que no se puede tapar el sol con un solo dedo, porque siempre estarán los ojos internacionales sobre Estados Unidos y eso es una verdad.

La campaña publicitaria de The New York Times, en contra del gobierno estadounidense es una de las más caras realizadas hasta el momento por el diario el Times, dejando claro que es el principal abanderado opositor de Donald Trump, porque unidos a esta causa de la libertad de expresión se encuentran otros medios como Los Angeles Times, CNN y Politico, entre otros más. Y bajo esa misma campaña debemos estar muchos medios de México, ya que es muy cierto que la verdad es dura.

La verdad es dura, la verdad duele y la verdad es que México no va a pagar un muro de 25 mil millones de dólares y aproximadamente de 1,954 millas.

La verdad es que Estados Unidos, sólo tiene presupuesto para construir solamente tres millas de la muralla. La verdad es dura, pero información como ésta es la que se debe de difundir para no caer en un estado de pánico.

La verdad es que el mayor consumidor de droga en el Continente Americano son los Estados Unidos.

La verdad es que México invierte millones de pesos y la integridad de muchos elementos de seguridad, así como del ejército combatiendo al crimen organizado y cárteles de droga para evitar que los “chicos malos”, sigan pasando su producto a los ciudadanos estadounidenses.

La verdad es que los Estados Unidos no hacen nada al respecto para la venta de armas a sus propios ciudadanos y también a los cárteles de México.

La verdad es que el presidente republicano, Donald Trump, tomará todas las medidas migratorias para evitar que inmigrantes ocupen los lugares de los trabajadores estadounidenses.

Pero la verdad es que el desempleo de Estados Unidos no fue causado por los inmigrantes sino por la misma automatización, que los gringos han inventado para bajar costos de producción.

La verdad es que en las fábricas estadounidenses no hay obreros, sino pura tecnología robotizada, que ocupa el lugar de operarios y empleos de ciudadanos americanos.

La verdad es que los mismos estadounidenses fueron su propio enemigo al introducir la tecnología en cada uno de sus procesos de producción.

Y la verdad es que empresarios millonarios igual que Donald Trump, fueron quienes llevaron al desempleo con cada toma de decisión para tener mayor ganancia y repartir menos dinero a las personas.

La verdad es que; la verdad duele y duele mucho, la verdad es dura y fría.- EL DIARIO

Por Guillermo Robles Ramírez
Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013 www.intersip.org

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Edición Impresa