banner

Published On: Dom, ago 19th, 2018

Laguna Colorada, un paraíso natural boliviano

La Laguna Colorada es una expresión natural sublime que está considerada una de las reliquias naturales más importantes, no sólo de Bolivia, sino del mundo. Su mareante policromía la sitúa como uno de esos santuarios del turismo además de ser una importante reserva de fauna.

El rojo característico de sus aguas se debe a su contextura mineralógica, primordialmente sedimentos, y a la pigmentación de algunas de sus algas.

El rojo característico de sus aguas se debe a su contextura mineralógica, primordialmente sedimentos, y a la pigmentación de algunas de sus algas.

Está situada dentro de los límites de la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa y son casi 60 km² de una lámina de agua de 35 centímetros de media, caracterizada por su siempre perenne color rojizo. Situada cerca de la frontera con Chile, país vecino, y perteneciente al departamento de Potosí, se erige en uno de los más singulares elementos naturales del altiplano andino.

Sus más de 35 kilómetros de litoral la hacen especialmente atractiva para la contemplación de toda su beldad poli crómica además de para la observación de la fauna autóctona; especial interés tiene la estampa, que siempre completa la propia belleza de la laguna, del flamenco andino, ese peregrino en Bolivia con abrigo de plumas que todos los años llega a las poco profundas aguas del lugar para sacar todo el provecho posible a la riqueza mineralógica de la Laguna Colorada, que por otra parte es la causa de ese extravagante color rojizo que posee.

Se estima que la población de flamencos anual que visita este territorio es superior a 25.000 unidades, siendo más de 10.000 las que llegan a aparearse.

Son tres especies de flamencos andinos los que anidan, se emparejan y crían en el lugar, siempre al arrimo de grandes comunidades de miles de ellos que, dado el color carmesí de su plumaje, se mimetizan perfectamente con el entorno y dan una de las fotos más llamativas, buscadas y, a la vez, fáciles de conseguir de toda la fauna salvaje del territorio boliviano.

Su exotismo descomunal ha hecho que fuera la apuesta de Bolivia en la elección de las Siete Maravillas Naturales del Mundo; estuvo en la fase final del proceso selectivo aunque, finalmente, fue descartada.

Pero en cualquier caso, se la debe considerar como una de las máximas expresiones de bondad natural que se pueden encontrar en todo el planeta…

El rojo característico de sus aguas se debe a su contextura mineralógica, primordialmente sedimentos, y a la pigmentación de algunas de sus algas.

Otro de los artificiosos multicolores de la Laguna Colorada es el contraste de ese carmesí predominante con el blanco celestial, desde la lejanía parece incluso nieve, que le da a sectores determinados los pequeños islotes de bórax, un compuesto cristalino bórico que se diluye cómodamente con el agua y que es de común creación en lagos estacionales sometidos a bruscas evaporaciones. Contempla el contraste de los dos colores singulares de su superficie en la siguiente fotografía…

Mucho más no se puede comentar sobre esta joya natural, más allá de quedarse absorto con la potencial visual de las instantáneas de la zona.

Bolivia Turística

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Edición Impresa