banner

Published On: Sab, nov 29th, 2014

Los cítricos, frutos preferidos del invierno

Su alto contenido de vitamina C hace que se les atribuyan méritos en el combate de gripes y resfríos. Aunque esta es una afirmación polémica, nadie niega el enorme aporte de los cítricos al mejor funcionamiento de nuestro organismo

El mayor mérito que se les adjudica a estos frutos es su contenido de vitamina C, que interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos, absorción del hierro de los alimentos y refuerzo del sistema inmune.

El mayor mérito que se les adjudica a estos frutos es su contenido de vitamina C, que interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos, absorción del hierro de los alimentos y refuerzo del sistema inmune.

Desde Oriente pasaron a Europa, y desde ahí, a América. El largo recorrido de los cítricos por el planeta es reciente si se mira en el contexto de la historia de la humanidad: aunque hay testimonios que se remontan al siglo X de nuestra era, en China, sólo en los últimos doscientos años las naranjas y los limones aparecieron en los huertos y mercados de Occidente, pero desde entonces se han convertido en fieles acompañantes de las gripes, y en frutos apetecidos particularmente en invierno.

BIENVENIDOS LOS JUGOS

Beber el jugo de las naranjas, los limones o los pomelos exprimidos es una buena costumbre que muchas personas han incorporado al desayuno. Las naranjas y los pomelos en sazón no requieren ser endulzados. El limón, en cambio, tiene un grado de acidez que requiere de endulzante. Lo más conveniente es hacerlo con miel o con el producto que usted utilice habitualmente.

Es muy importante preparar el jugo en el momento en que va a tomarlo porque la oxidación le hace perder un gran porcentaje de sus beneficios nutricionales.

La agricultura y sus avances tecnológicos permiten hoy tener cítricos casi todo el año, además de haber multiplicado sus variedades: naranjas de mesa, de jugo, valencianas, Thompson, mandarinas, clementinas, lima, limón de pica, limón persa, pomelos rojos, entre muchos otros tipos.

El mayor mérito que se les adjudica a estos frutos es su contenido de vitamina C, que interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos, absorción del hierro de los alimentos y refuerzo del sistema inmune.

Pero, además, su equilibrado contenido en agua, azúcares, ácidos y sales minerales -potasio sodio, hierro, calcio, fósforo, magnesio- y su contenido de fibras y vitaminas -retinol, tiamina, riboflavina, ácido pantoténico, niacina, biotina, ácido fólico- los hacen importantes aliados de la dieta diaria, ya que, además, son alimentos que aportan pocas calorías pues todas ellas provienen de azúcares muy digestibles, y prácticamente no tienen grasas ni proteínas.

GRANDES ENEMIGOS

La vitamina C es destruida fácilmente por contacto con el oxígeno, la luz y el agua clorada, entre otros elementos; por la larga conservación y el almacenamiento, y por dejar los vegetales en remojo. Además, hay que comer crudas las frutas y verduras que la contienen porque la acción del calor la daña.

También es destruida fácilmente por el tabaco (1 cigarrillo destruye aproximadamente 25 mg de vitamina C) y por algunos medicamentos como la aspirina y la cortisona.

Ello no quiere decir que no traiga beneficios para el organismo, sólo que no es la panacea para esta enfermedad. En cualquier caso, lo que si está comprobado es que beber abundante líquido durante el resfrío ayuda a sobrellevarlo mejor y eliminarlo rápidamente. Así, si el líquido que ingerimos es agradable por su sabor a limón o naranja ¡tanto mejor!

LOS COMPETIDORES

Reconocido el aporte de vitamina C y otros nutrientes de los cítricos, es importante recordar que este beneficio también está contenido en otros alimentos de consumo habitual que podemos ir alternando con los cítricos para hacer nuestra dieta variada y entretenida.

Los kiwis, por ejemplo, son tan ricos en vitamina C que las mediciones señalan que un kiwi de regular tamaño contiene tanta vitamina C como 5 naranjas. Los pimentones también son ricos en este elemento. También lo es el perejil.

Incorporar los kiwis a los postres habituales, así como utilizar el perejil y el pimentón en el aderezo que se prepara para las ensaladas, por ejemplo, son importantes contribuciones al mejoramiento vitamínico de nuestra dieta y, por extensión, para mantener la salud y enfrentar mejor las enfermedades.

RECETA DE POLLO A LA NARANJA

INGREDIENTES

  • 6 presas de pollo
  • 200 gr. de ciruelas pasas deshuesadas
  • El jugo de 4 naranjas
  • Ralladura de 1 naranja
  • 4 cebollines
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada de salsa de soya
  • 1 vaso de caldo de ave
  • ½ vaso de Jerez
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva extra virgen

PREPARACIÓN

Salpimentar el pollo y dejarlo dos horas en maceración en una fuente con el jugo de las naranjas y el jerez. Luego, sofreír el pollo en aceite de oliva y reservar.

En el mismo aceite, y a fuego suave, sofreír la cebolla picada muy fina, el diente de ajo picadito, los cebollines enteros y la hoja de laurel. Cuando la cebolla esté transparente, añadir el pollo, las ciruelas, la ralladura de cáscara de naranja, el caldo de ave y el preparado de la maceración.

Dejar cocer a fuego suave, removiendo de vez en cuando, hasta que el pollo esté blando y la salsa se haya reducido (20 a 30 minutos aprox).

Dos minutos antes de apartarlo del fuego añadir la salsa de soja.

Se puede servir acompañado de arroz blanco.

POR XIMENA GONZÁLEZ BOSQUE

Displaying 1 Comments
Have Your Say

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Edición Impresa