banner-espanol

Asesinato de afroamericano George Floyd despertó en el mundo protestas contra el racismo

Con la frase “No puedo respirar” como lema, pronunciada por George Floyd, de 46 años  antes de morir en manos de un policía de Minneapolis en Minnesota, las protestas se han expandido por varias ciudades del mundo, pidiendo justicia por la descremación racial y los atropellos policiales que comenten en distintos escenarios del planeta.

Las protestas, por el asesinato de George Floyd, que reclaman justicia se han extendido por todo el mundo. Foto: AFP

Las protestas, por el asesinato de George Floyd, que reclaman justicia se han extendido por todo el mundo. Foto: AFP

Desde Sídney hasta Londres, pasando por Seúl y Montreal, los últimos días  se han realizado marchas multitudinarias en homenaje al afroamericano George Floyd, quien murió asfixiado por un policía blanco,  el 25 de mayo, tras presuntamente haber pagado un atado de cigarrillos con un billete falso de 20 dólares.

En Australia, el país que primero protestó fuera de Estados Unidos, decenas de miles de personas se manifestaron el sábado con pancartas que hacían alusión a las últimas palabras de Floyd mientras su cuello era obstruido durante casi nueve minutos por la rodilla del policía.

Según los organizadores de la manifestación en Australia, quieren denunciar la elevada tasa de encarcelamiento entres los aborígenes, así como los miembros fallecidos (más de 400 en los últimos 30 años) de esta comunidad cuando estaban en manos de la policía.

En el Reino Unido también hubo manifestaciones ante el parlamento en Londres pese a que el gobierno pidió a los británicos que no se movilizaran. “Entiendo porque la gente está profundamente afectada pero todavía nos enfrentamos a una crisis sanitaria y el coronavirus sigue siendo una amenaza real”, dijo ayer el ministro de Sanidad, Matt Hancock.

En la capital británica se organizaron varias manifestaciones desde hace una semana, a veces marcadas por incidentes con la policía, que hicieron resurgir la cólera de las personas negras contra el “racismo camuflado” y los “abusos” de la policía en su país.

En Francia volvieron también al primer plano las denuncias de violencia policial de los últimos años, haciendo eco a la indignación mundial por la muerte de Floyd.

En París se convocaron manifestaciones contra la violencia policial para “amplificar el movimiento internacional de solidaridad contra la impunidad de las fuerzas del orden”, pero fueron prohibidas por la crisis sanitaria. Sin embargo, la manifestación prevista frente a la embajada estadounidense, por ejemplo, en el corazón de la capital francesa y en el barrio del palacio del Elíseo, fue multitudinaria.

Una manifestación también prohibida había reunido en París a al menos 20.000 personas, convocada por el comité de apoyo a la familia de Adama Traoré, un joven negro que murió en 2016 cerca de París tras ser detenido por la policía.

Mientras que en Estados Unidos, estallaron protestas de costa a costa contra el racismo y la violencia policial, exigiendo que se castigue a todos los responsables de las muertes de algunos afroamericanos que fueron víctimas de la policía,  en el que destaca la de George Floyd y la de Breonna Taylor.

Aunque las protestas en su mayoría son pacíficas, la tensión se mantiene, pese a que las autoridades de varias ciudades han tomado medidas para reformar los procedimientos policiales.

Protestas exigen reformas profundas en el sistema policial

Las demandas de profundas reformas policiales ganaron impulso el domingo después de que las autoridades de la ciudad donde murió George Floyd a manos de un policía iniciaran el proceso para desmantelar todo el departamento de policía. La mayoría del Consejo Municipal de Minneapolis votó a favor de desmantelar la agencia de 800 miembros.

“Está claro que nuestro sistema de policía no está manteniendo a salvo a nuestras comunidades”, dijo el domingo la presidenta del consejo, Lisa Bender. “Nuestros esfuerzos de reformas progresivas han fracasado, apunto”.

No es la primera vez que una ciudad estadounidense busca la forma de gestionar un departamento de policía acusado de ser demasiado agresivo o de ejercer prácticas discriminatorias. En Ferguson, Misuri, donde un policía blanco mató a tiros en 2014 a Michael Brown, un joven negro de 18 años, el entonces secretario de Justicia, Eric Holder, dijo que las autoridades federales consideraron desmantelar todo el cuerpo de policía local. Pero la ciudad terminó llegando a un acuerdo menos drástico.

El estado de Minnesota ha iniciado una investigación de derechos civiles sobre el Departamento de Policía de Minneapolis. Los primeros cambios concretos llegaron cuando la ciudad acordó prohibir las presas de estrangulamiento.

Nueve de los 12 miembros del Consejo Local de Minneapolis prometieron el domingo poner fin a la policía tal y como es ahora en la ciudad. El alcalde, Jacob Frey, dijo no apoyar la “abolición completa” del departamento.

Los coros en favor de retirar el financiamiento a la policía se han convertido en lemas para muchos. La agresiva respuesta policial a las marchas en muchos lugares ha subrayado lo que mantenían muchas voces críticas: la policía está militarizada y emplea una fuerza excesiva con demasiada frecuencia.

Con información de La Nación | Tikitacas | San Diego Union-Tribune

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

39.856 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

pmcm