banner-espanol

Basílica de Las Lajas santuario de peregrinación y turismo de Colombia

Es una iglesia de piedra gris y blanca de estilo Neogótico, compuesta de tres naves construidas sobre un puente de dos arcos, que cruza sobre el río Guitará.

El impresionante santuario está situado en medio de la cordillera de los Andes, en el cañón del río Guitará, a siete kilómetros de la ciudad de Pasto, capital del Departamento de Nariño, en el sur de Colombia.

Lugar de culto, peregrinación y turismo que data del siglo XVIII, incrustada en una montaña de la cordillera andina. Al principio fue una modesta capilla, y a comienzos en el siglo XX, fue reconstruida y edificada la fastuosa basílica que hoy atrae a miles de visitantes del mundo.

Es una iglesia de piedra gris y blanca de estilo Neogótico, compuesta de tres naves construidas sobre un puente de dos arcos, que cruza sobre el río y que hace de atrio o plaza de la Basílica uniéndola con el otro lado del cañón, rodeada de sobrecogedores precipicios.

En el interior, se aprecian las tres naves que están cubiertas con bóvedas de crucería. Tiene mosaicos en fibra de vidrio y en el día, su gran iluminación se filtra por los vitrales, dando la impresión de estar flotando en el universo lleno de luz y estrellas, trabajo artístico hecho por el italiano Walter Wolf.

El fondo de las tres naves es el muro de piedra natural del cañón y en la nave central se destaca la imagen de Nuestra señora del Rosario, pintada por un autor desconocido en piedra de Laja, que es la base de todo el templo, además de los dos arcos del puente, una cripta de estilo romántico, con tres naves cubiertas en piedra sillar. En el exterior se destacan tres torres que terminan en agujas y ventanales, hermosamente decorados

Los muros que flanquean los accesos al santuario característicamente escalonados por la difícil topografía del terreno, están llenos de milagros y placas con agradecimientos por los favores recibidos. Es llamada con justicia  “La maravilla del mundo moderno”.

La historia o leyenda cuenta que alrededor de 1754 la imagen de la Virgen del Rosario fue descubierta por una indígena llamada María Mueses, acompañada de su pequeña hija Rosa, sordomuda de nacimiento.

Cuando se dirigían a su casa, al verse sorprendidas por una tormenta, buscaron refugio a la vera del camino entre las oquedades, formadas por piedras planas y anchas o losas naturales (lajas) inmensas que caracterizan esa zona del cañón del río.

Para sorpresa de la madre, la niña que hasta ese momento era considerada sordomuda, llama su atención con las palabras: «La mestiza me llama…» señalando la pintura, seguramente,  iluminada en forma sugestiva por los relámpagos, es por esta razón que los devotos, también, la llaman cariñosamente ‘La ojona’ o ‘La mestiza’. Su aparición se conmemora los primeros 15 días de cada septiembre.

El franciscano, Fray Juan de Santa Gertrudis, en su crónica del viaje entre 1756-1762 por el sur del Reino de Nueva Granada, publicado en cuatro tomos con el título de “Maravillas de la naturaleza”, menciona la historia, siendo posiblemente la fuente más antigua de la misma.

En 1951 el Vaticano decretó la coronación canoníca de Nuestra Señora de Las Lajas y el santuario es Basílica Menor desde 1954.

En 2007 el Congreso y la Asociación de Periodistas de Colombia llevó a cabo un concurso para elegir las 7 maravillas de Colombia y el Santuario de Las Lajas obtuvo la segunda votación más alta; solo superada por la Catedral de Sal de Zipaquirá, y actualmente se gestiona para que sea reconocida como patrimonio cultural y artístico del mundo.

POR: CARLA LIGIA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

41.282 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

pmcm