banner-espanol

Cámara de Representantes de EEUU aprueba dinero para cheques de estímulo federal por coronavirus

  • La legislación permitirá, entre otras cosas, enviar cheques de por lo menos $1,200 a una mayoría de los ciudadanos de un fondo de $250,000 millones
  • Ahora falta la firma del presidente Trump para su ejecución
El paquete legislativo, además, facilita préstamos a pequeños empresarios.

El paquete legislativo, además, facilita préstamos a pequeños empresarios.

La Cámara de Representantes aprobó a viva voz el proyecto que persigue estimular la economía estadounidense y hacerle frente, quizá durante los próximos tres meses, al desastre que causa el coronavirus, en momentos en que Estados Unidos es el país con más casos de la contagiosa enfermedad.

La medida -que asigna $2.2 billones (trillions en inglés)-, representa la legislación de emergencia más grande en la historia de Estados Unidos, y, por haber sido aprobada antes en el Senado irá de inmediato a la firma del presidente Donald Trump.

El republicano Thomas Massie (Kentucky) demandó un voto por pase de lista.

Eso provocó que muchos congresistas tuvieron que regresar a Washington D. C. para lograr una mayoría de la Cámara baja presente en el hemiciclo.

El speaker interino rechazó el pedido de pase de lista que hiciera Massie en el hemiciclo, determinó que había quórum y la medida pudo ser aprobada a viva voz. En estos momentos, hay 232 demócratas en la Cámara baja, 197 republicanos e independiente, con cinco vacantes.

En un tuit, el presidente Trump describió a Massie como “un desastre para Estados Unidos y el gran estado de Kentucky”. Tanto la speaker Nancy Pelosi como el líder de la minoría republicana, Kevin McCarthy (California), tuvieron animadas conversaciones con Massie, según la publicación Roll Call.

La legislación permitirá, entre otras cosas, enviar cheques de por lo menos $1,200 a una mayoría de los ciudadanos de un fondo de $250,000 millones, asignar $150,000 millones para estabilizar las finanzas de los gobiernos estatales y otorgar cerca de $100,000 millones para hospitales, centros de salud y suministros médicos.

La medida también separa $377,000 millones para préstamos a pequeños empresarios que pueden ser perdonados durante los primeros dos meses y cerca de $500,000 millones para rescatar a grandes corporaciones, como las aerolíneas.

Los residentes de Puerto Rico tendrán acceso a los beneficios del estatuto, quizá con la mayor porción de un fondo de $3,000 millones para estabilizar la situación fiscal de Washington D. C. y los territorios. La medida otorga además $200 millones en asistencia alimentaria para Puerto Rico, Islas Marianas del Norte y Samoa americana.

Mientras se aprobaba la medida se agravaba la situación en Estados Unidos. Los casos de coronavirus superan los 86,000 y las muertes las 1,300. Solo en el estado de Nueva York se habían reportado 39,000 casos, donde en algunas jurisdicciones de la ciudad se reportaban más llamadas de emergencia que cuando los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Medió la urgencia

Aunque en algunos discursos saltó el partidismo, en general los congresistas expresaron la urgencia de la situación en Estados Unidos, cuya economía está en gran medida paralizada y una mayoría de sus habitantes bajo mandatos locales de distanciamiento social que incluyen quedarse la mayor parte del tiempo en sus casas y toques de queda a nivel local.

La congresista demócrata puertorriqueña Alexandria Ocasio Cortez (Nueva York) dijo que uno de los hospitales de su distrito, en Queens, se habían reportado 13 muertes en una noche.

“Nuestra realidad es el futuro de este país”, dijo Ocasio Cortez, quien acentuó que en medio de las denuncias sobre la falta de suministros médicos, incluido equipo de protección para los trabajadores de la salud, la legislación permite “uno de los rescates corporativos más grandes” e incrementará la brecha de inequidad.

En su mensaje en el hemiciclo, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, destacó que el proyecto trata con igualdad a los residentes de Puerto Rico, como es el caso con los demás territorios.

Dijo que más de 48,000 personas ya han perdido sus trabajos a causa del coronavirus. “Este proyecto ayudará a nuestros pequeños empresarios, a la gente, a los beneficiarios de asistencia alimentaria y a la industria de la salud”, sostuvo la comisionada, quien hace caucus con los republicanos.

González sostuvo que Puerto Rico tiene la fuerza laboral, estructura y experiencia para, por medio de la ley de Producción de Defensa, ayudar a incrementar la producción de equipo médico y medicamentos, un debate que se ha avivado en Estados Unidos y en la isla en medio de la crisis del coronavirus, ante la dependencia estadounidense de productos farmacéuticos hechos en China.

“Tenemos que reconstruir nuestra fuerza trabajadora en un territorio doméstico”, sostuvo, en momentos en que se debate cómo buscar nuevos incentivos federales para la inversión manufacturera en la Isla, y la mayoría del Partido Nuevo Progresista (PNP) en el Senado de Puerto Rico, bajo críticas de sectores privados, rechazó que se opte por iniciativas sujetas a la continuación del territorio no incorporado.

Los legisladores federales destacaron en general la extraordinaria emergencia que se enfrentan los sistemas de salud alrededor de Estados Unidos.

La rapidez con la cual se concretó la votación es reflejo de la urgencia, señaló la speaker Pelosi, quien ha comenzado a hablar de una cuarta legislación de respuesta al virus,para otorgar más fondos a los gobiernos estatales, mejorar las licencias familiares que los trabajadores necesiten por el coronavirus y asignar más fondos de asistencia alimentaria.

“Escuchamos sus preocupaciones y sentimos su ansiedad…Sabemos lo que tenemos que hacer”, indicó en su mensaje el líder de la minoría republicana cameral, Kevin McCarthy, quien – emulando a Trump- describió el coronavirus como un “enemigo invisible de una tierra lejana”.

La preocupación general está en la capacidad del sistema de salud para manejar los casos de coronavirus.

“Los trabajadores de la salud en la primera línea de esta crisis están siendo llevados al límite, tanto financiera como físicamente. Necesitan más máscaras, pruebas, ventiladores y camas para combatir este virus. Esta legislación les ayudará a asegurar estos recursos fundamentales con $100 mil millones en fondos para hospitales y nuestro sistema de salud”, indicó el presidente del Comité de Medios y Arbitrios, el demócrata Richard Neal (Massachusetts).

Mientras, el portavoz republicano en ese comité, Kevin Brady (Illinois), destacó, entre otras cosas, el incremento en $250,000 millones del programa de desempleo, “para asegurarnos de que los trabajadores por cuenta propia, los contratistas, los trabajadores independientes y los conductores de Uber tengan un salvavidas para superar esta crisis”.

Enmiendas fallidas a la legislación

En el Senado, los republicanos intentaron sin éxito enmendar la legislación para derrotar la propuesta que permitirá que el gobierno federal aumente en $600 semanales los beneficios por desempleo hasta terminar junio.

La presidenta del Comité de Pequeñas Empresas de la Cámara de Representantes, la puertorriqueña Nydia Velázquez, destacó los préstamos que se otorgarán para los pequeños empresarios a través de los $377,000 millones que se asignan para ese sector de la economía, durante afectado por la crisis del coronavirus.

“Este proyecto trata de ayudar a la base principal de los empresarios, los pequeños empresarios”, indicó Velázquez, elegida por Nueva York, el estado que es epicentro de la propagación del virus en Estados Unidos.

Se espera que la asistencia a los pequeños empresarios pueda distribuirse en dos semanas. Los préstamos a los pequeños empresarios – con menos de 500 trabajadores-, pueden ser de hasta $10 millones. No cubre los salarios de más de $100,00 de empleados. La intención es perdonar la parte del préstamo que se utilice durante dos meses para pagar nómina, hipoteca, renta y utilidades.

“Esta una crisis sin precedentes que requiere una respuesta sin precedentes. Este acuerdo bipartidista es una promesa de que la ayuda va en camino”, dijo el congresista demócrata boricua Darren Soto, al respaldar la legislación, que beneficiará a su distrito en Florida central.

Maxine Waters, presidenta del Comité de Servicios Financieros, apoyó la medida, la cual considera es el proyecto más importante que se ha aprobado en la historia moderna de Estados Unidos, pero sostuvo que la legislación “no es suficientemente abarcadora”. Destacó que asigna $4,000 millones para atender a los desamparados.

La legislación permite retrasar hasta seis meses los pagos de préstamos estudiantiles, sin penalidades.

No obstante, la congresista Waters y su colega demócrata Madeleine Dean (Pensilavania) han presentado legislación para que el gobierno federal asuma los pagos de préstamos de los estudiantes hasta seis meses después que termine la crisis, y que perdone otros $10,000 a cada deudor.

Los congresistas demócratas Jesús “Chuy” García (Illinois) y Adriano Espaillat (Nueva York) denunciaron que no hubiesen fondos para atender a la comunidad indocumentada.

Al iniciar la sesión, Steny Hoyer (Maryland), líder de la mayoría demócrata de la Cámara baja, dijo que buscará legislar más adelante para corregir el haber incluido a Washington D.C. en el fondo de estabilización para los territorios que incluye a Puerto Rico.

Hoyer insistió, como otros de sus colegas, que la norma ha sido tratar a la capital estadounidense como estado. Y dijo que limitar los fondos para Washington D.C. “pone en riesgo a toda la región de la capital federal”.

La Cámara baja recesó hasta el 31 de marzo.

El Nuevo Día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

39.454 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

pmcm