banner-espanol

Cantante estadounidense Taylor Swift, ícono de la música y la moda

Desde Hollywood, el museo del Grammy le celebró su cumpleaños con una muestra especial. ¿Por qué todo el mundo la ama?

Los creadores de la comedia animada South Park utilizaron su popularidad en el último episodio de esta temporada, haciéndole cantar un tema navideño con el actor Bill Cosby.

Los creadores de la comedia animada South Park utilizaron su popularidad en el último episodio de esta temporada, haciéndole cantar un tema navideño con el actor Bill Cosby.

Compositora, además de cantante, los especialistas opinan que su tremenda popularidad se la da el haber capturado la voz de su generación sin ser trivial. Bette Midler dijo hace poco, en una entrevista, que las cantantes jóvenes como Ariana Grande no tienen que vestirse como prostitutas para triunfar. Taylor Swift es todo lo contrario.

Elegante, discreta, con clase para regalar se convirtió en un ícono de la música y la moda sin mostrar piel, algo bastante original en estos días. El Museo del Grammy inauguró en el día de su cumpleaños 25, la muestra “The Taylor Swift Experience”, con el vestuario de su último tour, su banjo, fotos y videos inéditos de su infancia.

La exposición estará disponible en el Nokia Live de Los Angeles hasta el 10 de mayo. Habiendo obtenido 7 premios Grammy, es la ganadora más joven de la categoría Album del Año, en el 2010 por Fearless, cuando tenía 19.

Escribió su primera canción a los 6, sacó su primer disco a los 16. Nacida en una granja en Pennsylvania, se mudó a Nashville con su familia, y allí se coronó reina de la música country. En marzo de este año se fue a vivir a Nueva York, cuyas autoridades ya la eligieron “embajadora de la ciudad”.

Esta semana, los creadores de la comedia animada South Park utilizaron su popularidad en el último episodio de esta temporada, haciéndole cantar un tema navideño con el actor Bill Cosby, mientras éste le pone drogas en un vaso de vino con intenciones “cuestionables”. Taylor es la perfecta caperucita para este lobo.

Pero a no subestimar. Tiene 47 millones de seguidores en Twitter y una fortuna estimada en 200 millones de dólares. Ya sus últimos dos álbumes (Speak now y Red) habían vendido 1 millón en su primera semana, pero con 1989, el disco con el que traspasó las fronteras hacia el pop, rompió records. Lanzado en octubre, fue el más vendido desde uno de Eminem en 2002. Por entonces ella tenía 12, y usaba trencitas. Logró otro record con los dos primeros sencillos de 1989, cuando Blank Space le quitó el número uno a Shake it Off en los charts de Billboard.

Su paso por las alfombras rojas fue in crescendo desde que debutó con un vestido floreado y botas texanas hasta ahora que desfila Gucci empinada (y es muy alta sin tacos) en unos caros Loboutin o Jimmy Choo. Dulce, madura (“me gusta ir viviendo la vida paso a paso, tratando de sacarle el jugo al máximo, como si fuera un viaje de aprendizaje”, le dijo a Clarín), simpática, la mayoría de sus letras remiten a sus fracasos sentimentales con cantantes bien conocidos por sus fans, empezando por Joe Jonas, y siguiendo por John Mayer y Harry Stiles.

Más allá de su talento, el empujón a la fama se lo dio Kanye West cuando, en los premios MTV de 2009, le quitó el micrófono mientras ella agradecía el Mejor álbum del año, para decir que merecía ganarlo Beyoncé, haciendo que todo el mundo se solidarizara con la dulce e inocente Taylor Swift. Clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

41.297 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

pmcm