banner-espanol

Congreso de Estados Unidos empantana la crisis migratoria

La solución legislativa a la crisis migratoria provocada por el flujo de miles de centroamericanos a Estados Unidos -ya sea como niños solos o familias enteras- está ‘empantanada’ en manos de los congresistas de los Estados Unidos

Presionados por el Tea Party -la facción más radical de su partido-, el líder de la mayoría republicana en el Congreso John Boehner decidió no someter a votación una iniciativa de ley que otorgaría 659 millones de dólares a la seguridad fronteriza.

Presionados por el Tea Party -la facción más radical de su partido-, el líder de la mayoría republicana en el Congreso John Boehner decidió no someter a votación una iniciativa de ley que otorgaría 659 millones de dólares a la seguridad fronteriza.

Aun cuando pasara la versión de la Cámara Baja de una legislación, su postura diverge tanto de la del Senado que de entrada sería imposible promulgar una ley.

Este jueves, presionados por el Tea Party -la facción más radical de su partido-, el líder de la mayoría republicana en el Congreso John Boehner decidió no someter a votación una iniciativa de ley que otorgaría 659 millones de dólares a la seguridad fronteriza.

¿El motivo? Boehner no quiso enfrentar al ala dura republicana que se niega a otorgarle un solo centavo al presidente Barack Obama para que resuelva la problemática que afecta a la frontera sur.

La decisión se dio unos minutos antes de que el Congreso entrara a un receso de 5 semanas y media, en lo cuales la inactividad “congelaría” las posibilidades de resolver el problema.

Ya tarde el jueves, tras una junta de emergencia en el sótano del Capitolio, Boehner y otros líderes de su institución política decidieron suspender temporalmente las vacaciones y tratar de votar este viernes, aunque sin una idea clara de qué sufragarán.

“¡No te puedes ir a casa!”, dijo el representante republicano por Texas Blake Farenthold. “Hacerlo implica darle la razón a Obama en el sentido de que el Congreso no-hace-nada”.

Aún si los republicanos votaran a favor de la propuesta, tal vez no sería suficiente. Boehner requiere el apoyo de 217 de 234 republicanos, pero un número considerable de ellos no está de acuerdo con él.En el Senado, los demócratas —que controla esta cámara—, no pudieron cortejar los 60 votos que requerían para aprobar la petición original de Obama de 2.7 miles de millones de dólares para seguridad fronteriza y contratar a más jueces que faciliten el procesamiento de menores centroamericanos.

Algunos demócratras centristas y los republicanos no estuvieron de acuerdo en el costo del plan presidencial, aunado a los privilegios que otorgaría a los menores centroamericanos, quienes tendrían más privilegios que los menores mexicanos.

MALESTAR REPUBLICANO

En el momento que se anunció que no se votaría el proyecto republicano en la Cámara el jueves por la mañana, algunos miembros de este partido en Texas manifestaron su descontento.

“No puedo creer que el Congreso se haya ausentado mientras nuestra frontera continúan creando un sufrimiento humanitario y mientras inmigrantes criminal representan una clara amenaza a nuestros ciudadanos y a nuestra nación” dijo el gobernador Rick Perry.

“Mientras Texas ha tomado las medidas que ha podido para mitigar el daño causado por una frontera porosa, el Congreso y el Presidente tiene el deber de direccionar la seguridad fronteriza sin más demoras”, agregó el mandatario estatal.

Entre tanto el senador republicano de Texas John Cornyn expresó que el presidente Barack Obama no tenía ningún plan de contingencia en momentos de emergencia nacional.

CUESTIONAN EL PROYECTO DE BOEHNER

Por otra parte, activistas paseños pusieron en duda la propuesta de los repbulicanos que permitiría tratar a los niños centroamericanos igual que a los mexicanos, que pueden ser rechazados inmediatamente en la frontera salvo que sean capaces de convencer a los agentes de la Patrulla Fronteriza de que merecen una audiencia adicional para determinar si sus temores son creíbles.

“Esta medida introduce cambios a una ley de 2008 que garantiza una audiencia judicial para menores no acompañados que lleguen a la frontera desde cualquier país que no sea México o Canadá”, explicó la abogada de inmigración de El Paso, Lorna Martin.

«Es fundamental que todos los menores y sus familiares tengan asistencia legal para ver si pueden pedir asilo. En muchos casos los niños no son lo suficientemente maduros para entender cuáles son sus derechos y se les está presentando frente a un juez sin la ayuda de un abogado», explicó Taylor Levy de Las Americas Inmigrant Advocy Center en El Paso.

Por su parte Fernando García, Director Ejecutivo la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR) también en El Paso explicó que la deportación de miles de refugiados significa exponerlo a un riesgo tan alto que podría poner sus vidas en peligro.

El senador José Rodríguez afirmó que el gobernador Perry está diseminando información incierta con respecto a la seguridad en la frontera con el fin de justificar el despliegue de tropas y el gasto de escasos recursos públicos.

“Más militarización de la frontera hará daño a nuestras comunidades y perjudicará nuestro futuro si se pinta la frontera como insegura”, aseguró Rodríguez. El Diario de El Paso

POR JULIANA HENAO/ARMANDO VÉLEZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

41.294 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

pmcm