banner-espanol

El Año Nuevo y las oportunidades de ser feliz

La llegada de un nuevo año siempre es motivo de fiesta y despliegue de luces.

El 2013 está a horas de comenzar y nos ofrece innumerables oportunidades de ser feliz. Encierra en cada persona tantas posibilidades maravillosas de esperanzas y realizaciones.

El Año Nuevo está a la vuelta de la esquina y para muchos es la llegada de un tiempo lleno de proyecciones, sueños y alegrías, dejando al olvido aquellas situaciones desagradables.

El 2012 que está por finalizar ha sido un año muy complejo, sin embargo nace la esperanza de recibir este 2013 con todo el ánimo y las buenas vibras posibles.

En el mundo hay diferentes maneras de celebrar el inicio del Año Nuevo. Cada país, cada ciudad tiene un estilo diverso para un mismo fin: prosperidad y buena suerte para una nueva temporada.

EL CHOQUE DE COPAS

El brindis es algo que no puede faltar en las familias para recibir el Año Nuevo con energía positiva.

Se piensa que el acto de brindar se originó en el siglo IV a. C., pero se realizaba por una razón bien distinta a la actual.

En la antigua Roma para asesinar a alguien era usual que se envenenaran las copas, por lo que los anfitriones chocaban fuertemente las copas con sus invitados, para que el líquido de una copa pasara a la otra, como símbolo de confianza.

SUPERSTICIONES

Una de las costumbres más populares a nivel mundial para recibir el Año Nuevo es el consumo de 12 uvas que, según se cree, deben ser comidas en el momento justo en que suenan las 12 campanadas que inician la flamante gestión.

Las doce uvas es una tradición que se inició en España, donde en 1909, unos viticultores alicantinos la difundieron para dar salida a un excedente de cosecha.

La creencia dice que, a medida que se vaya degustando y saboreando cada uva, aumenta la buena fortuna para cada mes venidero.

Otra de las cábalas para recibir el 2013 -quizás la que más realizan- es la de recibir las doce campanadas con dinero en las manos o dentro de los zapatos, para que éste no falte durante el año que se avecina.

Hay quienes, para garantizar la disposición monetaria, reciben el año con un buen manojo de billetes sujetos fuertemente entre las manos. Una variación común es poner uno o más billetes de mayor valor que se tenga en los bolsillos o en la suela del calzado que se usa y, claro, tratar de no llevar monedas en esta noche.

Otro de los rituales más usuales es el uso de las prendas íntimas de vestir, que evidentemente pasarán inadvertidas en la reunión, pero el utilizar ropa interior amarilla, roja o blanca es una de las tradiciones más difundidas en nuestro medio.

El amarillo lo usan las personas que desean atraer energía, dinero y salud; para conservar o encontrar el amor se acostumbra usar el color rojo o rosado; mientras que para los jóvenes se recomienda el uso de prendas blancas, porque representan la amistad y la paz.

Se dice que es aún mejor usarlas al revés y que el color elegido debe ser intenso, no opaco, porque se atraerá el efecto contrario.

LAS FIESTAS MAS  GRANDES DE AÑO NUEVO

Nueva York: El fin de año es una de las fiestas más famosas que se celebra en Nueva York, en Times Square. Miles de personas se reúnen para recibir el nuevo año. Esa noche se da la caída de la bola en One Times Square y se acompaña con grandes conciertos.

La tradición dice que cuando el conteo llega a cero deberás besar en la boca a otra persona, sea tu pareja o no ¡Nada más romántico que vivir ese momento con tu pareja!

Río de Janeiro: Las celebraciones se concentran en la playa de Copacabana. Hay conciertos gratuitos y grandes espectáculos a partir de las 8 p.m. A medianoche comienzan los fuegos artificiales que se lanzan desde los barcos anclados en el mar.

Comienzan por brindar ofrendas a Lemanjá, la diosa africana de los mares, lanzando al mar miles y miles de pequeñas velas flotantes. Contemplar todas estas velas flotando por el mar es un espectáculo mágico e inolvidable.

París: En la noche de Año Nuevo, la mayoría de los parisinos sale a las calles, con las vías iluminadas para la celebración; todo es permitido y se brinda con champán bajo las estrellas. La mayoría de las fiestas y fuegos artificiales se concentra en los Campos Elíseos y la Torre Eiffel. Otra opción es recibir la medianoche navegando por el río Sena.

Una tradición parisina es que las parejas enamoradas crucen el Pont des Arts, y cuelguen en la barandilla un candado con sus iniciales, como símbolo de su amor, para luego tirar la llave a las aguas del Río Sena.

Londres: El 31 de diciembre, Londres despide el año a lo grande con fuegos artificiales, fiestas y desfiles que cruzan el centro de la ciudad. Los fuegos artificiales también se pueden ver en las pantallas gigantes que se instalan en Trafalgar Square. Esa noche el transporte público es gratuito hasta las 4:30 de la madrugada. Asimismo, el primer día del año participan miles de artistas en un gran desfile.

Las Vegas: La fiesta en Las Vegas se celebra en las calles y continúa en los hoteles y casinos. En The Strip se cierra al tráfico para que todos puedan ver los fuegos artificiales y, en el centro, Fremont Street Experience se llena de gente para vivir la fiesta en cada esquina. Esta es la zona preferida para los conciertos de la noche de fiesta más esperada del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

41.293 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

pmcm