banner-espanol

Enrique Iglesias y Pitbull encienden a Houston

El cantante español y el rapero cubano-estadounidense ofrecieron un concierto en el Toyota Center atiborrado de público de una abrumadora mayoría femenina

El espectáculo fue un duelo de seductores, con estilos muy diferentes, que parecían competir por ver quién sacudía más las emociones de sus seguidoras con cada gesto y palabra que les dedicaban.

El espectáculo fue un duelo de seductores, con estilos muy diferentes, que parecían competir por ver quién sacudía más las emociones de sus seguidoras con cada gesto y palabra que les dedicaban.

HOUSTON.- El rapero cubano-estadounidense Pitbull y el cantante español Enrique Iglesias llevaron la audiencia del Toyota Center al delirio la noche del domingo 19 de octubre.

Durante casi tres horas de espectáculo, divididas en 90 minutos para cada uno de los dos artistas, Pitbull y Enrique Iglesias hicieron levantarse de sus asientos al público que colmó el recinto para cantar, bailar y gritar extasiado.

El espectáculo fue un duelo de seductores, con estilos muy diferentes, que parecían competir por ver quién sacudía más las emociones de sus seguidoras con cada gesto y palabra que les dedicaban.

Enrique Iglesias entregó un concierto más completo que el de Pitbull en cuanto a los matices sonoros, ya que paseó su espectáculo por el dance-pop, el flamenco-pop, la balada y el soul.

Iglesias entregó temas como Héroe, Loco, I Like It y una versión del soul Stand By Me, del cantante estadounidense Ben E. King.

Precisamente cuando cantó Stand By Me, en una deliciosa versión acústica, subió al escenario a un joven hispano que dijo llamarse José, a quien invitó a cantar y tomarse unos tragos de licor. Fue un momento de cálida complicidad entre el artista y su audiencia.

Otro momento intenso de la noche fue cuando Iglesias levantó de sus asientos al público con el tema más encendido de la velada, Bailando, el cual, como su nombre lo indica, puso a danzar a casi todo los asistentes mientras sobre ellos caía del techo del Toyota Center una lluvia de globos que decían las palabras “SEX LOVE” (sexo amor), que son también las de su último disco.

PITBULL Y EL SUEÑO AMERICANO

Por su parte, Pitbull, con pocos recursos vocales pero mucho despliegue físico y de energía, también armó la fiesta cuando le tocó subir a tarima, antes que Iglesias.

Minutos antes de que el artista saliera al escenario, una enorme pantalla contó en un texto quién era Pitbull y qué había hecho en la vida, llamándolo “el modelo viviendo del sueño americano”. Justo en ese momento saltó a escena.

Pitbull, siempre rodeado de un grupo de bailarinas espectaculares ataviadas en lencería y leotardos, entregó algunos de sus temas frenéticos que funden rap con dance-pop y ritmos afroantillanos como We Run the Night, I Know You Want Me y Make It Rain, que no dejaron indiferente a nadie merced a la inagotable intensidad que plasma el cubano-estadounidense por todo el escenario.

UN FINAL APOTEÓSICO

Para cerrar la noche en medio de una lluvia de papelitos azules y blancos, Pitbull y Enrique Iglesias se unieron para cerrar interpretando el tema I Like It, mientras el público saltaba extasiado luego de tres horas de incesante música. La Voz de Houston

POR DAVID DORANTES 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

41.297 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

pmcm