banner-espanol

Líderes demócratas reviven reforma migratoria en el Congreso

El senador demócrata por Nueva Jersey Bob Menéndez, argumentó que la reforma migratoria incrementaría el Producto Interno Bruto por 1,5 billones de dólares en la próxima década.

Líderes demócratas de ambas cámaras del Congreso de los Estados Unidos presentaron esta semana los nueve «principios» que guiarán una reforma migratoria integral que, a su juicio, contribuirá a la recuperación económica del país.

Durante una rueda de prensa en el Capitolio, los legisladores insistieron en que la reforma migratoria es un asunto impostergable y que la sesión 113 del Legislativo presenta un momento idóneo para impulsarla y sacar de la sombra a la población clandestina.

«Está en nuestros intereses económicos como nación y también para la comunidad inmigrante» que se logre la reforma, dijo el senador demócrata por Nueva Jersey Bob Menéndez, al señalar que ésta incrementaría el Producto Interno Bruto por 1,5 billones de dólares en la próxima década.

Por su parte, el legislador demócrata por Illinois Luis Gutiérrez dijo que la próxima sesión legislativa en enero de 2013 ofrece «una oportunidad histórica para ayudar a los inmigrantes».

«Podemos, y debemos, hacer historia en esta sesión del Congreso al aprobar una reforma migratoria integral», dijo Gutiérrez, que durante años ha liderado los esfuerzos de una reforma en la Cámara Baja.

Esos nueve principios incluyen el registro de los aproximadamente 11 millones de indocumentados, la protección de las familias inmigrantes para evitar su separación, la ampliación de visas para profesionales, la legalización de estudiantes indocumentados, visas para el sector agrícola y la protección de trabajadores contra la discriminación.

También quieren que el eventual proyecto de reforma fortalezca la seguridad fronteriza sin perjudicar el «movimiento seguro y legítimo de personas y bienes en los puertos de entrada» al país, un sistema «viable» de verificación de estatus migratorio de empleados y la protección de la cláusula constitucional que garantiza la ciudadanía automática a toda persona nacida en los Estados Unidos.

Dentro del requisito de registro, los indocumentados tendrían que presentar sus huellas digitales, pagar impuestos y aprender inglés, aunque los que tengan antecedentes criminales quedarán sujetos a la deportación.

Al ser cuestionados sobre por qué en lugar de una propuesta no se presentó un proyecto de ley, Menéndez explicó que prefieren comenzar de «buena fe» con un «proceso bipartidista» que inicie el debate con «la mano extendida» en vez de empuñada.

Los republicanos, que se han opuesto a una «amnistía» e incluso apoyaron la idea de la «autodeportación» de los indocumentados -como propuso en las primarias el candidato presidencial republicano, Mitt Romney,- ahora promueven su propio plan que no incluye una vía para la legalización.

La derrota de Romney en las urnas ha obligado al Partido Republicano a replantearse su postura migratoria, consciente de que perdió el voto hispano en parte por oponerse a la reforma migratoria y por una retórica que los latinos percibieron como «antiinmigrante».

Para la mayoría de los activistas pro-inmigrantes -y para algunos líderes republicanos de corte moderado-, es difícil que los votantes latinos comulguen con las ideas del Partido Republicano si existe el temor de la deportación de sus familiares indocumentados.

La semana próxima, líderes religiosos, policiales y del sector privado, se reunirán en Washington para continuar impulsando esa reforma, que de nueva cuenta figura entre las prioridades de la Casa Blanca. EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

41.293 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

pmcm