banner-espanol

Obama entregó la antorcha demócrata a Hillary Clinton

La exsecretaria de Estado salió a abrazarlo, y estremeció a la convención presidencial demócrata

Al resaltar la experiencia de Clinton, quien ha sido senadora y primera dama de EE.UU., el presidente Obama acentuó que “nunca ha habido un hombre o una mujer con más calificaciones que Hillary Clinton para servir en la presidencia”. (EFE)

Al resaltar la experiencia de Clinton, quien ha sido senadora y primera dama de EE.UU., el presidente Obama acentuó que “nunca ha habido un hombre o una mujer con más calificaciones que Hillary Clinton para servir en la presidencia”. (EFE)

FILADELFIA, PENSILVANIA.- El presidente Barack Obama pasó oficialmente la antorcha demócrata a Hillary Clinton, en una noche en que el senador Tim Kaine (Virginia) quedó confirmado como candidato a la vicepresidencia de EE.UU.

Habiéndola tenido a su lado como secretaria de Estado, después de haber sido su oponente en 2008,  el presidente Obama dio fe de su tenacidad y firmeza.

Reservó también duras críticas contra el candidato presidencial republicano, al advertir a los estadounidenses que Estados Unidos “ya es grandioso”, y “nuestra fuerza y grandeza, les prometo, no depende de Donald Trump”.

“Hasta que no te sientas en ese escritorio (del Despacho Oval), no sabes lo que es manejar una crisis global o enviar gente joven a la guerra. Hillary ha estado en ese cuarto: ella ha sido parte de las decisiones”, indicó Obama en el mensaje de cierre de la tercera jornada de la convención presidencial demócrata.

Al resaltar la experiencia de Clinton, quien ha sido senadora y primera dama de EE.UU., el presidente Obama acentuó que “nunca ha habido un hombre o una mujer con más calificaciones que Hillary Clinton para servir en la presidencia”.

Por un lado, Obama se despidió de los delegados demócratas y ellos de él.

En un vídeo, se destacaron los mejores momentos de Obama en la Casa Blanca. También los más difíciles, como el tiroteo del mes pasado en la discoteca gay Pulse, en que un atacante dio muerte a 49 personas.

Por el otro pidió a los estadounidenses que el 8 de noviembre permitan a Clinton dar continuidad a su legado.

Cuando llegó a la Casa Blanca, en enero de 2008, el presidente Obama pasó buena parte de sus primeros meses cancelando iniciativas del gobierno de George W. Bush.

Contrario al mensaje republicano, el presidente Obama afirmó que “el Estados Unidos que conozco está lleno de valor, y optimismo e ingenio”.

En momentos en que la confianza de los estadounidenses en Clinton y el republicano Donald Trump es baja, el presidente Obama – quien saltó a la fama en la convención de 2004 con un mensaje que electrificó a los delegados reunidos en Boston, Massachusetts-, afirmó que su exsecretaria de Estado “escucha, mantiene la calma, y trata a todo el mundo con respeto”.

En ocasiones como si fuera un mensaje de estado, repasó sus logros.

Pero, el presidente Obama tocó algunos de los asuntos que más dividen en estos momentos a la sociedad estadounidense, como las denuncias de abuso policial contra los negros y los asesinatos recientes de policías.

Clinton pondrá en marcha el trimestre decisivo de la campaña presidencial, bajo ataques de los republicanos por haber utilizado un servidor privado para sus correos electrónicos oficiales en el Departamento de Estado y todavía acosada por los republicanos que consideran no actuó con rapidez en el ataque al consulado estadounidense de Bengasi en que murieron cuatro funcionarios de EE.UU.

“No importa cuán improbables sean las cosas, no importa cuánto la gente quiera derrotarla, ella nunca se rinde”, agregó, al indicar que la han acusado de todo, pero a la vez sabe que ha cometido errores, “como yo, como los que hemos tratado”.

El presidente Obama dijo que los demócratas, para mejorar las cosas, tienen que ser tan organizados y combativos como el movimiento de Bernie Sanders. Pero, también sostuvo que “si se tomas con seriedad la democracia, no te puedes quedar en casa”.

El mensaje del presidente Obama opacó la ratificación del senador Kaine como candidato a la vicepresidencia.

Kaine fue gobernador de Virginia, alcalde de su capital, Richmond, y presidente del Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés).

Su nominación fue hecha oficialmente por el congresista Robert Scott (Virginia). Aunque claramente fue aceptada por aclamación, delegados gritaron a favor de que hubiese un pase de lista.

“Nunca pensé estar aquí”, dijo el senador Kaine, quien afirmó, en español, que “Hillary y yo somos compañeros del alma” y “está lista”.

Kaine hizo un recorrido sobre su vida personal y política. Pero, también buscó destacar la confianza que tiene en Hillary Clinton y dijo que la candidatura presidencial de Donald Trump es un salto al vacío.

“¿Saben en quien no confío? En Donald Trump. El tipo promete mucho. Pero, habrán notado que tiene la costumbre de decir las mismas dos palabras cuando hace grandes promesas: ‘Pueden creerme’. La mayoría de la gente, cuando aspira a la presidencia, no dicen ‘me pueden creer’. Ellos te respetan lo suficiente para decirte cómo van a lograr hacer las cosas”, sostuvo Kaine, al denunciar que el candidato presidencial republicano ni siquiera haya divulgado sus planillas contributivas.

Clinton, primera mujer candidata a la presidencia por uno de los dos principales partidos estadounidenses, consideró entre las opciones para la candidatura presidencial al senador Corey Booker (Nueva Jersey), un afroamericano, y varios hispanos.

Pero, Trump se ha encargado, con expresiones discriminatorias, de no ser competitivo entre esos dos importantes sectores del electorado.

Kaine – quien aprendió el español como misionero en Honduras-,  aprovechó el mensaje para demostrar su buena pronunciación en castellano, lo que le acercará a los hispanos.

El senador Kaine, a su vez, le otorga a Clinton mayores posibilidades de ganar el estado de Virginia, que tiene 13 de los 538 votos del colegio electoral estadounidense y será uno de los más luchados de ahora a noviembre.

En su mensaje, el vicepresidente Joseph Biden sostuvo que nunca ha habido un candidato a la presidencia por uno de los principales partidos “que ha conocido menos y estado menos preparado que Trump para lidiar con la seguridad nacional” o con los asuntos del ciudadano de a pie.

“No tieneidea de lo que es la clase media. No tiene idea de nada, punto”, afirmó Biden, quien entró a la tarima de la convención bajo el coro de “Joe, Joe” y la música de la película Rocky, filmada en Filadelfia.

Por su parte, el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg – quien ha sido demócrata, republicano e independiente- afirmó que “no importa las diferencias” que existan “hay que ponerlas a un lado por el bien del país”, para evitar elegir a “un demagogo” e “hipócrita”.

“Esto no es televisión de la vida real, esto es la realidad”, sostuvo Bloomberg.

En un evento paralelo a la convención, el gobernador Alejandro García Padilla ofreció un mensaje ante el Caucus Hispano del Partido Demócrata. Ya en la convención, como parte de  un homenaje póstumo a líderes demócratas se reconoció al fallecido expresidente del Senado de Puerto Rico Miguel Hernández Agosto, quien fue presidente de los demócratas de la Isla.

En la noche en que el presidente Obama estuvo en el Wells Fargo Center de Filadelfia, delegados puertorriqueños de Bernie Sanders portaron su propio mensaje, vistiendo la camiseta en demanda de la excarcelación del prisionero político Oscar López Rivera.

El mayor asomo de protesta de la noche fue cuando se dirigió a la convención el exsecretario de Defensa y exdirector de la CIA, Leon Panetta. Un grupo de delegados comenzó a corear “no más guerra”.

También hubo breves expresiones en contra del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) tan pronto el senador Kaine, quien ha hecho expresiones favorables a ese tratado de libre comercio, salió a ofrecer su discurso.

Kaine cerró su discurso bajo un efusivo aplauso.

Entonces entró el presidente Obama. Por unos segundos, un delegado de Florida se paró y coreó “no al TPP”. Duró poco. El resto del público estaba con el presidente Obama.

«Tengo confianza, al dejar la tarima, que el Partido Demócrata está en buenas manos», sostuvo Obama, al pedirles cargar a Clinton como lo han hecho con él. “Les pido que hagan con Hillary Clinton lo que han hecho conmigo”, sostuvo.

Al terminar el discurso del presidente Obama, Hillary Clinton entró a la tarima y se dieron fuertes abrazos. La convención demócrata se estremeció.- ElNuevoDia.com

Por José A. Delgado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

41.287 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

pmcm