banner-espanol

Raúl Meneses Villón: Un ejemplar maestro que el Perú pierde

LIMA, PERÚ.- Los maestros en el Perú vienen luchando por mejorar la calidad de la educación de los más de siete millones de estudiantes de Inicial, Primaria y Secundaria que cada año concurren a las aulas en la costa, sierra y selva, tarea compleja por los diversos factores de carácter pluricultural y multilingüe del país, así como por la atención logística en infraestructura, material pedagógico, implementación tecnológica, servicios, y estrategias de planificación educativa a mediano y largo plazos como políticas de Estado a cargo del sector.

“La educación es un importante factor de desarrollo socioeconómico y cultural, por lo tanto, requiere de una atención esmerada para lograr sus propósitos en el país”. Así pensaba uno de los grandes maestros que tuvo el Perú, el doctor Raúl Fernando Meneses Villón, quien tras una larga privación de su actividad física a consecuencia de un accidente, y no pudiendo sobreponerse a los efectos, falleció el último 10 de marzo en la ciudad de Lima.

“La educación es un importante factor de desarrollo socioeconómico y cultural, por lo tanto, requiere de una atención esmerada para lograr sus propósitos en el país”. Así pensaba uno de los grandes maestros que tuvo el Perú, el doctor Raúl Fernando Meneses Villón, quien tras una larga privación de su actividad física a consecuencia de un accidente, y no pudiendo sobreponerse a los efectos, falleció el último 10 de marzo en la ciudad de Lima. Foto: Archivo

Otro aspecto no menos notable es lo relacionado al personal docente. El maestro como gestor nato del proceso de enseñanza-aprendizaje y considerado un importante factor de cambio, carece en su mayoría de una actualización permanente sobre métodos y estrategias de manejo curricular, que contribuyan a mejorar la calidad del servicio educativo con aprendizajes trascendentes, utilitarios y prácticos para el alumno.

Los aprendizajes deben responder también a las exigencias de cada ámbito social, estimulando el progreso de las aptitudes, capacidades y demás potencialidades innatas del niño o niña, acorde a la evolución de la inteligencia intelectual y la inteligencia emocional que equilibren la personalidad del estudiante y se complementen con la adquisición y práctica permanente de los valores axiológicos.

PENSAMIENTO DEL GRAN MAESTRO

“La educación es un importante factor de desarrollo socioeconómico y cultural, por lo tanto, requiere de una atención esmerada para lograr sus propósitos en el país”.

Así pensaba uno de los grandes maestros que tuvo el Perú, el doctor Raúl Fernando Meneses Villón, quien tras una larga privación de su actividad física a consecuencia de un accidente, y no pudiendo sobreponerse a los efectos, falleció el último 10 de marzo en la ciudad de Lima.

El lamentable suceso causó profunda congoja en su familia, en el magisterio y en sus numerosas amistades, quienes asistimos muy dolidos al velorio que tuvo lugar en el local del CAFAE, hasta donde llegaron también sus correligionarios políticos del partido Acción Popular, que fundara el Arq. Fernando Belaunde Terry, donde ejercía el cargo de vicesecretario general de Organización.

Maestro, orador, periodista y escritor, Meneses Villón, ocupó en vida importantes cargos como funcionario en el Sector Educación, iniciando su labor pedagógica en la entonces Escuela Normal de Tingua, en Ancash, región de la sierra central del Perú.

El gran educador sostuvo siempre que un país debía tener una educación de calidad para conseguir su verdadero desarrollo socioeconómico, caso contrario estaba condenado al eterno fracaso. En la foto con la inseparable compañera de sus últimos años y educadora, doña Violeta Bendezú.

El gran educador sostuvo siempre que un país debía tener una educación de calidad para conseguir su verdadero desarrollo socioeconómico, caso contrario estaba condenado al eterno fracaso. En la foto con la inseparable compañera de sus últimos años y educadora, doña Violeta Bendezú. Foto: Archivo

Durante el segundo gobierno del presidente, Fernando Belaunde, fue Director del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Educativo, INIDE, Director de Formación Magisterial de la Dirección General de Educación Superior, Director de Educación de Lima Metropolitana, entre otros cargos, habiendo contribuido permanentemente al mejoramiento de la calidad de la educación y a la formación del maestro.

TRANSFORMÓ LAS ESCUELAS NORMALES EN EL PAÍS

Uno de los hechos más notorios durante su gestión como Director de Formación Magisterial en 1982, fue la transformación de las Escuelas Normales en el país, en los actuales Institutos Superiores Pedagógicos, ISP, como parte del proceso de reestructuración del sistema educativo y de los órganos desconcentrados según la Ley General de Educación N° 23384, iniciando un verdadero cambio en la profesionalización de los maestros y de los programas curriculares por especialidades.

Como escritor, deja catorce libros entre ensayos y temas pedagógicos, así como revistas especializadas en educación. Uno de sus libros más difundidos: “Tecnología Educativa y Formación de Maestros en el Perú” (1984), da una visión sobre la educación de la época y la necesidad de innovar la formación profesional del docente con visión de futuro por considerar al maestro “un importante factor de cambio”, por la responsabilidad que tiene de conducir la educación “como un factor de desarrollo”.

El gran educador de origen ancashino (Huata, 1931 / Lima, 2015) sostuvo siempre que un país debía tener una educación de calidad para conseguir su verdadero desarrollo socioeconómico, caso contrario estaba condenado al eterno fracaso. De ahí su constante preocupación de trabajar en favor de la eficiente profesionalización del maestro.

Lamentablemente, este objetivo, en el país no se ha logrado aún, como tampoco ha mejorado su desenvolvimiento pedagógico en el aula, según se puede apreciar en el resultado de las últimas evaluaciones internacionales que PISA aplicó en el Perú, al igual que la Unidad de Medición de la Calidad Educativa, UMCE, del Ministerio de Educación, donde los alumnos se encuentran a la zaga en comprensión lectora y matemática a comparación con sus similares de otros países.

No obstante, se aspira que con las últimas promociones concursales, los maestros del Perú, además de ubicarse en mejores niveles, logren también superar las deficiencias que interfieren con el ejercicio de su labor pedagógica.

“La verdadera ideología y la mejor política del maestro, debe ser la ideología y la política de la educación”, recomendaba siempre nuestro Maestro.

Raúl Meneses, como escritor, deja catorce libros entre ensayos y temas pedagógicos, así como revistas especializadas en educación. En la gráfica con el autor de este reportaje, Sixto Canchanya, momentos antes de la presentación de su último libro sobre Federico Villarreal (2012). Foto: Archivo

Raúl Meneses, como escritor, deja catorce libros entre ensayos y temas pedagógicos, así como revistas especializadas en educación. En la gráfica con el autor de este reportaje, Sixto Canchanya, momentos antes de la presentación de su último libro sobre Federico Villarreal (2012). Foto: Archivo

MILITANTE DEL PARTIDO “ACCIÓN POPULAR”

Otra faceta importante fue su vida política. Durante el segundo gobierno de Belaúnde fue candidato a diputado por Ancash, el departamento de sus amores. Su fidedigna interpretación de los altos principios ideológicos de Acción Popular, partido donde militó consecuentemente, sirvió para hacerse acreedor del respeto y cariño de sus correligionarios.

Su vida laboral, precisamente, estuvo orientada a plasmar esos principios a favor del desarrollo de la sociedad peruana, de manera particular de los menos favorecidos. Inquieto y dinámico, el doctor Raúl Meneses Villón nunca desfalleció ante las adversidades, espíritu que nos dejó como un invalorable legado a sus colegas y trabajadores que compartieron con él su amplia experiencia en los diversos campos de su actividad como educador.

Cabe resaltar, también, que cuando los intereses del país estaba de por medio, el gran Maestro nunca negó su concurso. Prueba de ello, fue que durante el gobierno militar del Gral. EP Juan Velasco Alvarado (quien derrocó a Belaúnde en su primer gobierno) y a petición del propio presidente, en mérito a sus altas cualidades personales, ocupó el cargo de Prefecto en el departamento de Junín, pasando luego a Ayacucho con ocasión de celebrarse el Sesquicentenario de la Batalla de Ayacucho.

Allí, participaron los gobiernos bolivarianos encabezados por Venezuela, hermano país que dejó, en esa época, obras de desarrollo para Huamanga, capital del departamento de Ayacucho. Este hecho, fue reconocido después con un amplio criterio democrático por el propio presidente Belaúnde Terry, durante su segundo mandato, otorgándole después a Meneses Villón el sitial que le correspondía.

Los restos del insigne insigne “Maestro” descansan en el cementerio Jardines de la Paz de Lurín, y deja sola a la inseparable compañera de sus últimos años y educadora, doña Violeta Bendezú, y a sus hijos María, Maruja, Luis, Raquel, Rosario y Patricia Meneses Paredes, y a Raúl Meneses Bendezú. ¡Descanse en paz, Dr. Raúl Meneses Villón!

POR: SIXTO EDUARDO CANCHANYA
secanchanya@peru.com

One comment on “Raúl Meneses Villón: Un ejemplar maestro que el Perú pierde

  1. Pingback: Raúl Meneses Villón: Uno de los mejores maestros del Perú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

40.706 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

pmcm