banner-espanol

Reclaman al COI postergar Juegos Olímpicos de Tokio a 2021 por el coronavirus

El Comité Olímpico Brasileño, potencia en Sudamérica, se sumó a Noruega y solicitó la postergación. Las federaciones de atletismo de Estados Unidos y Alemania también expresaron su preocupación.

El Comité Olímpico Brasileño (COB) defiende la transferencia de los Juegos Olímpicos de Tokio a 2021, en un período equivalente al programado originalmente, entre finales de julio y la primera quincena de agosto.

El Comité Olímpico Brasileño (COB) defiende la transferencia de los Juegos Olímpicos de Tokio a 2021, en un período equivalente al programado originalmente, entre finales de julio y la primera quincena de agosto.

Quizás no se sintieron escuchados. Quizás no tenían el valor de ser quien hablara primero. Quizás, ante el avance de la pandemia de coronavirus en el planeta, tomaron conciencia de la gravedad del problema. Quizás los deportistas -a veces tan metidos en su mundo, en sus marcas, en sus objetivos- levantaron la vista y alzaron sus voces para decir que no estaban de acuerdo con que todo siguiera como si nada estuviese pasando. Por lo que sea que fuera, el Comité Olímpico Internacional recibió en las últimas horas avisos de quienes integran el Movimiento Olímpico para que los Juegos Olímpicos de Tokio​ se posterguen.

Más de un iluso pensó que esa decisión -o no- de aplazarlos iba a llegar el martes, después de una reunión virtual entre Thomas Bach, presidente del COI​, y sus pares de los comités olímpicos nacionales, además de los organizadores de Tokio 2020, pese a que el alemán había anticipado que el COI “está completamente determinado a celebrar con éxito los Juegos de Tokio a partir del 24 de julio”. Por eso, los pesimistas no se sorprendieron cuando llegó el comunicado que decía que “a más de cuatro meses, no hacía falta tomar medidas drásticas”.

A diferencia del presidente del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein, quien la semana pasada le dijo a Clarín que los Juegos de Tokio se llevarán a cabo y no hay un plan B, otros mandatarios se mostraron en desacuerdo y lo expresaron públicamente entre el viernes y el sábado. El primero fue el Comité Olímpico Noruego, que a través de su presidenta remarcó que “no es defendible ni deseable enviar a deportistas noruegos a los Juegos de Tokio antes de que la sociedad mundial haya superado esta pandemia”. Y este sábado se sumó la potencia sudamericana: Brasil.

“El Comité Olímpico Brasileño (COB) defiende la transferencia de los Juegos Olímpicos de Tokio a 2021, en un período equivalente al programado originalmente, entre finales de julio y la primera quincena de agosto. La posición de la COB se debe al notorio empeoramiento de la pandemia de COVID-19, que ya ha infectado a 250,000 personas en todo el mundo, y la consiguiente dificultad para que los atletas mantengan su mejor nivel competitivo debido a la necesidad de detener el entrenamiento y las competencias en escala global”, arranca el comunicado que subieron a su web y compartieron en sus redes sociales.

El presidente del COB es Paulo Wanderley, un ex judoca brasileño que además fue técnico del equipo en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Con esos antecedentes que lo avalan, dijo que aprendió que “el sueño de cada atleta es competir en los Juegos Olímpicos en sus mejores condiciones. Está claro que, en este momento, mantener los Juegos para este año evitará que este sueño se haga realidad”.

El COB, sin embargo, aclara que posponer los Juegos de Tokio a 2021 es “una sugerencia” que “de ninguna manera altera la confianza de la entidad en el Comité Olímpico Internacional de que se tomará la mejor solución para el Olimpismo”. Y señala que “el COI ha experimentado problemas inmensos antes, como en los episodios que culminaron en la cancelación de los Juegos de 1916, 1940 y 1944, debido a las Guerras Mundiales, y en los boicots de Moscú 1980 y Los Ángeles 1984”. “Vemos la llama olímpica más fuerte que nunca. Estoy seguro de que Thomas Bach, medallista de oro en Montreal 1976, está totalmente preparado para liderarnos en este momento difícil”, concluye un Wanderley más moderado.

El comunicado de Brasil llegó luego de que dos de las federaciones más importantes del mundo pidieran la postergación de los Juegos: USA Swimming y USA Track and Field, es decir, los organismos que nuclean los deportes madre del olimpismo, la natación y el atletismo, de uno de los países más poderosos y ganadores de la historia, Estados Unidos. Ambas le pidieron a su comité olímpico (el USOPC) que reclama la postergación para las mismas fechas de 2021.

El viernes fue la federación de natación, que a través de su jefe ejecutivo (Tim Hinchey III), señaló que todos sus representados “han experimentado interrupciones inimaginables, pocos meses antes de los Juegos Olímpicos, lo que pone en duda la autenticidad de un campo de juego nivelado para todos”.

Este sábado, en tanto, se expresó la de atletismo. En una carta abierta, su director ejecutivo, Max Siegel, escribió que “avanzar a la luz de la situación global actual no sería lo mejor para nuestros atletas” y también recalcó que los atletas “están bajo un tremendo estrés, presión y ansiedad, y su salud mental y bienestar se encuentran entre nuestras principales prioridades”.

“Desafortunadamente, mientras nuestros atletas de clase mundial están dispuestos a esforzarse al máximo para alcanzar el éxito olímpico, la probabilidad de que puedan entrenar adecuadamente en un ambiente seguro y adecuado, y replicar la excelencia que todos esperamos, no parece probable en medio de esta crisis global”, explicó Siegel.

Ambas federaciones se manifestaron  luego de que la directora ejecutiva del Comité Olímpico y Paralímpico de los Estados Unidos (USOPC), Sarah Hirshland, señalase que necesitan “más asesoramiento e información de expertos para tomar una decisión” y que los Juegos “son dentro de cuatro meses y muchas cosas pueden cambiar en ese tiempo”.

Pero la presión al COI le llega desde otros puntos del planeta, como Alemania, donde el presidente de la Asociación Alemana de Atletismo (DLV), Jürgen Kessing, pidió una medida urgente. “Habría deseado que en el Comité Olímpico Internacional hubiesen seguido el ejemplo del fútbol y, al igual que los campeonatos europeos, también se hubiesen pospuesto los Juegos Olímpicos en Tokio por un año”, le dijo a la agencia dpa.

Su par inglés, Nic Coward, lo hizo a través del diario The Guardian, donde manifestó que “la prioridad ahora es la salud y el bienestar de los individuos y quitar el estrés del sistema. Y eso se logra diciéndoles a los atletas que no se va a realizar cuando se les dijo y que las autoridades se tomen el tiempo de decidir cuándo se debe realizar de manera ordenada”. Mientras que la Real Federación Española de Atletismo también “aboga por el aplazamiento”.

Desde Francia, otro de los países europeos más afectados por la pandemia, la Federación Francesa de Natación reclamó el aplazamiento. “La Fédération Française de Natation fue la primera en reaccionar ante el comunicado de prensa del COI. Le escribí oficialmente al CNOSF, y a todas sus federaciones olímpicas, mi desacuerdo y mi asombro ante la indecencia que consiste en no estudiar la posibilidad de un aplazamiento”, reclamó su presidente, Gilles Sezionale.

En Argentina, por primera vez un atleta expresó su postura contraria al COI. Se trata del maratonista Eulalio Muñoz, con marca mínima para Tokio 2020, quien pidió públicamente en su cuenta de Instagram que se suspendan los Juegos “ya que lo más importante actualmente es la salud de todo el mundo”.

Por su parte, Delfina Pignatiello​ -tricampeona panamericana en Lima 2019- reposteó en sus historias de Instagram a su colega estadounidense Leah Smith, quien pidió la postergación en consonancia con el comunicado de USA Swimming. Y entre los deportistas comienzan a imponerse en las redes sociales los hashtags #Tokio2021 y #Tokyo2021, como Ashton Eaton, oro olímpico en decatlón en 2012 y 2016, y retirado desde 2017. “#Tokyo2021. Nada más tiene sentido. Cualquier otra opción es irresponsable”, escribió.

Mientras tanto en Japón ya está la llama olímpica, que llegó proveniente desde Grecia y comenzará su recorrido el jueves en Fukushima. Y si bien es importante que alrededor del globo muestren su postura, la decisión de aplazar los Juegos Olímpicos solo será tomada en conjunto por el COI, la ciudad de Tokio y el Comité Olímpico de Japón. ¿Cuándo? Nadie lo sabe, aunque algunos ya apuestan a que el 24 de julio no se encenderá el pebetero en el Estadio Olímpico de Tokio.

Sabrina Faija |Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

39.024 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

pmcm