banner-espanol

Scarlett Martínez entre la guerra y el arte busca la paz

Scarlett sobrevivió a un ataque, cuando cumplía misión como guardia penal en Irak, en el que casi pierde la vida.

Scarlett Martínez es de esas  mujeres hispanas que caminan por la vida dejando huellas a cada paso. Un ser humano definido entre los que no tienen miedo porque manejan los sueños a su antojo. Una mujer de la generación de las que saben luchar aunque sus armas sean solamente la voluntad  y el amor.

Es una dama de las que pueden asumir la guerra y el arte, dos palabras aparentemente contrarias y excluyentes, más en ella se confabulan para ayudarla a fomentar un mundo mejor, un mundo sincronizado alrededor de una idea: crear y la creación se nutre de lo observado, de lo vivido.

Con esa sensibilidad especial que la condición de madre le confiere ha podido engrandecer su espíritu, su voluntad y en compensación la vida le ha entregado una fuerza que la distingue. La historia cotidiana se construye con los héroes de a pie, los que diariamente embellecen el Universo con hechos, con una actitud positiva y de vanguardia, sin que el miedo los paralice.

Fue condecorada en Agosto de 2007 con el “Corazón Púrpura”, una medalla otorgada en nombre del presidente de Los Estados Unidos,  a los heridos o muertos en combate. Scarlett sobrevivió a un ataque, cuando cumplía misión como guardia penal en Irak, en el que casi pierde la vida.

Una historia demasiado amplia con tan sólo 25 años de vida. Madre, soldado, mecánica, diseñadora, empresaria ¿Con cuál de estas palabras te defines?

Con sólo una palabra no me defino, pero si tengo que escoger de las palabras me defino como empresaria.  La razón porque escogí esa, es porque siendo madre, diseñadora, mecánica, soldado, bombero, y más, todo se define como una gran empresa.

Desde el campo de batalla has podido sentir la cercanía de la muerte, sin embargo tus sueños son de vida futura ¿Qué más quieres alcanzar?

Es que yo soy una persona que nunca paro de aprender, de vivir la vida, de continuar la oportunidad, y de ser diseñadora en la vida.

¿Qué pesa más para una mujer como tú, el fúsil, las tijeras, la mecánica o la separación de una hija?

Para ser honesta, ninguno.  El fusil lo uso como protección y como un arma para la guerra, las tijeras hacen parte de mi realidad, la mecánica es algo que me encanta hacer y que una mujer debería saber lo principal. Pero la separación no es tan fácil como lo pensé.  Este año es mi primer año siendo madre y haciendo un sacrificio grandísimo dejar a mi niña, Amaia. No es fácil, es algo que lo puse en las manos de Dios.

Ad not found

Después de ser atacada ¿No le temes al miedo de no querer seguir?

Después de ser atacada yo no tengo miedo, yo sigo cumpliendo mi carrera y mi contracto con el gobierno de los Estados Unidos.

Cuando cuidas a los prisioneros ¿En qué piensas?

La prisión de Irak no es lo mismo como la prisión de los Estados Unidos.  Yo no pienso mucho. Siento que la gente lo acepta y no le importa.

¿Alguna vez pensaste en ir a la guerra o fue una opción momentánea?

Sí, siempre supe que en el momento que firmara los papeles tenía una oportunidad de ir a la guerra, y nunca tuve miedo. Me serviría para lograr mis estudios de diseñadora de moda y lo estoy alcanzando.

¿Qué significa Amaia para ti en esta historia?

Amaia, imagínense como mujer, cómo me siento sabiendo que Dios me dio una niña tan inteligente, tan valiente, tan feliz, con la misma actitud y ganas de ser algo. El impulso de ver a Amaia como habla, como trata a la gente, como ella misma se supera, saber que es independiente y decidida, me hace sentir muy orgullosa de ser madre de ella. Es mi inspiración, mi impulso, mi vida, mi amor, y mi carrera.  Por ella yo sigo viviendo y conociendo.  Siempre estoy aprendiendo.

¿Soñaste algo similar a lo que vives para tu hija?

Yo no lo soñé, pero la vida que estoy viviendo y la carrera que comencé es algo que me imaginé.  Es para Amaia y por el amor que siento hacia ella y a mi carrera, a esos vestidos que sigo haciendo.

Los momentos difíciles nos llevan a cambiar el rumbo o rencontrarnos. ¿Piensas que ese ataque contra tu vida marcó un antes y un después en ti?

Absolutamente, nunca seré la misma, pero sigo creyendo que vale la pena vivir.

Tu colección “Irak Reflexión”, son más que ideas sobre diseños ¿Por qué donarla a los niños?

La colección Irak Reflexión son diseños de la moda de Irak y del sabor latino que vive en mí como diseñadora de Miami, y es una manera de honrar a mis compañeros en esa misión. Cuando pensé en donar los recaudos para los niños no tenía una idea fija, sólo puedo decir que es lo que me dicta mi corazón de mujer, militar y profesional.

“Scarlett’s G”, una empresa que reúne en su nombre el deber al arte y la humildad ¿Dice algo más?

Gracias por las palabras. La empresa de “Scarlett’s G” es explicada como una mujer que sigue luchando y nunca falla. Es una expresión de respeto a todos los que Dios le dio talento para usar.

¿Cómo defines? Fusil de asalto M4

En el Army yo siempre he usado el fusil M4 que es más pequeño que el fusil M16. Pero es más poderoso.

Diseño

El diseño para mi es una pasión. Los diseños míos dicen mucho de lo que siento, vivo, y mi inspiración.

Amaia

Es mi vida.  Le doy gracias a Dios todos los días por bendecirme con una hija tan inteligente y tan orgullosa. Amaia tiene cualidades como su mamá.  Ella es una niña fuerte, feliz, y sin complejos.  Amaia me inspira para seguir y hacer todo lo que yo hago.

La Guerra

Un reto que lo pasé y lo sigo haciendo. Pero llega un momento en mi vida que tengo que seguir adelante.  

El 70 % de tu visión tienes recuperada, y aún piensas en involucrarte como “bombero” ¿Qué te hace tomar esa decisión? ¿Te gustan las situaciones límites?

(Risas). sí, yo como soldado recuperé el 70% de mi visión cuando tuve el accidente en Irak. Ya cumplí otro sueño que siempre quería, ser bombero. La academia no fue fácil, pero estaba impresionada.  Me nombraron  Class Leader. La decisión fue por cumplir un sueño que siempre quería y si el gobierno me dio la oportunidad ¿por qué no?.  Ese fue un riesgo que tomé y lo cumplí pero ahora voy camino a enfocarme en los diseños.

Al regreso ¿Qué esperas? ¿La guerra cambió el rumbo de los sueños?

Al regresar de Kuwait yo voy a tener la línea lista para planificar un show en Miami. Prepárense para el show más increíble de muchos años de historia. La moda, los diseños, los colores, la inspiración y más. La guerra no me cambió el rumbo, al contrario me ayudó mucho con el resultado.

Te felicito eres del grupo de seres humanos que no se detienen en la vida, que no esperan recibir sino que mucho antes comienzan a dar y esa es la base del triunfo.

Gracias por las palabras, que de verás tienen el sentido de la vida y hablan la realidad. Gracias por tomar este tiempo para aceptar las respuestas mías.

Gracias a ti por tanto amor, y por enseñarnos el sentido de vivir, por ser una representante cabal de la mujer que defiende su femineidad a través de lo que nos entrega día a día en su esfuerzo, por ser mejor  en todo y además tener la capacidad de no rendirse y entregar felicidad a los demás.

POR: AMELIA MARIA DOVAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

41.291 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

pmcm