banner-espanol

Testaferro de Maduro ocultó en Suiza 5.600 millones de dólares de la corrupción chavista

Acusado de lavado de dinero, conspiración y soborno por los EEUU, Raúl Gorrín, presidente del canal televisivo Globovisión y socio financiero del chavismo, vuelve a estar en el foco por la publicación de unos documentos que prueban transferencias multimillonarias en Suiza. Publicados por El Confidencial, las evidencias revelan que Gorrín movió entre 2011 y 2013 no menos de 5.600 millones de dólares procedentes de caudales públicos de Venezuela.

“Gorrín es el testaferro de Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores”, denunció la ex fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega. La misma que formó parte del riñón del chavismo y ahora, exiliada, se ha transformado en una proveedora de pruebas sobre las entrañas de la corrupción del régimen.

“Gorrín es el testaferro de Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores”, denunció la ex fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega. La misma que formó parte del riñón del chavismo y ahora, exiliada, se ha transformado en una proveedora de pruebas sobre las entrañas de la corrupción del régimen.

Él y su socio Gustavo Perdomo eran los últimos beneficiarios de 10 cuentas en los bancos EFG Bank de Zurich y Compagnie Bancaire Helvétique (CBH) de Ginebra, desde donde se recibieron y ordenaron cientos de transferencias millonarias.

El diario español asegura haber accedido, en exclusiva, a investigaciones policiales, comunicaciones intervenidas, multitud de movimientos bancarios en entidades financieras con sede en varios países, entrevistas a los personajes de los entramados y sentencias y autos de acusación judiciales en diversas jurisdicciones.

“Gorrín es el testaferro de Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores”, denunció la ex fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega. La misma que formó parte del riñón del chavismo y ahora, exiliada, se ha transformado en una proveedora de pruebas sobre las entrañas de la corrupción del régimen.

Hasta fines de 2013, Gorrín respondía a Diosdado Cabello, el número dos del PSUV y uno de los hombres más fuertes del país. Sin embargo, Maduro y su mujer, Cilia Flores, “entendieron el potencial del empresario, le pusieron alfombra roja para la compra de Globovisión, comenzaron a protegerlo en favor de sus intereses y a alejarlo de Cabello”, cuenta el periodista Marcos García Rey.

Desde entonces, Gorrín y Perdomo se convirtieron en testaferros de la pareja presidencial con quienes “diseñaron y desarrollaron tramas de malversación de caudales públicos y el pago de sobornos multimillonarios a altos funcionarios públicos”.

Fuentes de Inteligencia y oficiales militares venezolanos informan a este diario de que esa defraudación se calcula en unos 250.000 millones de dólares. Héctor Navarro, titular de cuatro ministerios del chavismo entre 1999 y 2014, y Jorge Giordani, ex ministro de Economía, denunciaron ante la Asamblea Nacional y en los medios que el expolio de los caudales estatales de Venezuela asciende a más de 300.000 millones de dólares.

De hecho, el Tesoro de los EEUU incluyó al testaferro chavista en su lista negra. Y la Justicia norteamericana lo investiga por presuntamente haber lavado entre 2008 y 2017 más de 159 millones de dólares procedentes de corrupción en el país petrolero, destinados a la compra de propiedades en Florida y Nueva York.

Con ese dinero habrían adquirido bienes raíces, yates, caballos de carreras y relojes de lujo. A la espera del juicio, la justicia norteamericana confiscó una veintena de edificaciones de lujo en Estados Unidos que relaciona con Gorrín.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

41.291 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

pmcm