banner-espanol

Yoani Sánchez la figura controversial

Yoani desde su blog, con un estilo parco de narrador observador (narrador omnisciente) va contando al mundo lo que ocurre en Cuba, asumiendo su posición de vigilante periodista que valora su realidad permeada por el convencimiento, de una deuda educativa al régimen que la ayudó a ser lo que hoy es.

POR: AMELIA MARIA DOVAL

La controversia vuelve a la palestra y una de las figuras conocidas en la arena periodística de Cuba ha llegado a la ciudad de Miami. Yoani Sánchez, una mujer con el mérito de ascender internacionalmente a través de un blog que se mostró con el nombre de una letra, que tiene mucho que hacer y a veces muy poco que decir. Una letra que define a un grupo de hombres y mujeres nacidos en medio de la transición social, que daba entrada al mundo del post boom en su máxima expresión.

La  Y, es la generación del medio, la que une dos etapas diferentes, diversas maneras de actuar. Es la puerta giratoria que cerró una manera de pensar, para permitir el paso a una muy diferente actitud ante la vida. La rapidez por consumir información y productos fáciles, que inmediatamente quedan en el olvido, aturdidos por la tecnología, el internet y la propaganda de consumo.

En medio de este panorama, Yoani adquiere la imagen de una reportera interna. Una corresponsal de la mediocridad que vive en un país derrotado por la miseria y el poder.

Al decir de Mario Vargas Llosa en su libro “La civilización del espectáculo”, esta etapa está marcada por  la cultura de consumir sin disfrutar, se ha dejado detrás el análisis conceptual, el papel del intelectual que piensa y predice, para  llegar entonces ahora a subordinar las masas, las voces de aquellos que provocan multitudes y poco razonamiento.

Yoani desde su blog, con un estilo parco de narrador observador (narrador omnisciente)  va contando al mundo lo que ocurre en Cuba, asumiendo su posición de vigilante periodista que valora su realidad permeada por el convencimiento, de una deuda educativa al régimen que la ayudó a ser lo que hoy es.

UNA DUDA EN EL AIRE

Salimos a recorrer la ciudad con este fresco tardío que no deja al verano andar en libertad, con este sabor a primavera que nos sorprende en una ciudad acostumbrada a no definir sus estaciones y tratamos de dejar que las preguntas conformaran un formulario. Esta vez los encuestadores serían las personas que comúnmente nos leen. Algunos nos replantean las mismas ideas que coinciden en uno u otro caso.

Los cubanos vestidos de guayabera y ansiosos de un cambio reciben migajas de democracia y se sientan a conversar obviando la palabra de aquellos que opinen lo contrario. La pregunta en el aire, de quienes no conocen bien la historia de Cuba en los últimos 50 años es: ¿Por qué se oponen a una figura tan popular conocida internacionalmente?  Justo en este punto, algunos tuercen el labio y comienzan a dudar.

La Torre de la Libertad, el símbolo de los exiliados,  es una muestra de lo dicho. En las afueras se han dividido en dos pensamientos distantes, unos los que apoyan y otros los que atacan. La diplomacia acude en servicio de la cordura, es correcto escuchar a nuestros oponentes e incluso a nuestros adversarios porque en sus palabras está nuestra defensa.

Llegamos a otros que se van más por la apariencia y los mensajes subliminales, esos que están allí para que sean asumidos sin darnos cuenta. Yoani, con su manera peculiar de mostrar su “imagen símbolo” representa, al decir de los presentes, la juventud intelectual cubana nacida después de 1959, adoctrinada por la política social y educativa, cansada de vivir bajo el régimen dictatorial y además representación viva de  la visión de una mujer cotidiana, sin sofismos, ni adulteraciones estéticas. Una mujer real en su totalidad, sin atributos burgueses que la desvaloricen en su mundo libertario.

Sin embargo, esta realidad no se contrapone a la opinión de otra parte que analizan, teniendo en cuenta los años de dictadura. Los tiranos al mando exigían que lo cotidiano se manipulara de tal manera que fuese ocultando a todos la miserable realidad de la vida dentro de la isla, en contraste con un mundo que avanza a velocidad increíble.

Yoani es la muestra física de una clase intelectual y consciente, que se erige aunque no existan pruebas contundentes, en enemigo del gobierno, adversaria política. La avanzada  de los nuevos tiempos que pretende vender los sucesores.

La palabra de Yoani no ha venido desprovista de verdades, pero cabría preguntarse ¿Cómo una persona que se erige en vocera de un pueblo, de su sufrimiento, una filóloga que sabe el poder de la palabra, conoce del uso correcto del lenguaje, quien  ha visto los golpes de un sistema que no utiliza cortesías con el pueblo, se decide a expresar y erigirse con el título de jueza de una verdad hacia el exterior, siendo una desconocida por sus compatriotas?

Medallas, premios y nombramientos se suman a su larga lista de representación social, más el público que es su vecino no conoce de ella. Es tal como el actor que recibe un premio del jurado por el mejor monólogo y los asistentes no lo escucha, pero lo aplauden.

ALGUNOS CUBANOS NO PARECEN CONVENCIDOS

La campaña de propaganda internacional ha jugado su papel y el discurso nuevo, crítico y sin autocensura ha recibido aplausos. Esta otra opinión es la que prevalece entre quienes visitan la isla continuamente.

Los más intelectuales acuden al intelecto y dudan de la palabra precisa. Entre las asignaturas que se estudian en la carrera universitaria, de la cual Yoani ostenta su título, hay una que ofrece particular interés. La semántica  busca el significado o interpretación de los símbolos, la connotación de las palabras y su importancia en el lenguaje popular.

Dentro de sus vertientes se encuentra la semántica en ciencias cognitivas, un nombre muy largo para justificar el interés particular en explicar por qué nos comunicamos y cuál es el  mecanismo psíquico que se establece entre el hablante y el oyente durante el proceso, también establece la diferencia entre el significado de las palabras que se utilizan con humor o ironía. Con tal antecedente hay motivos suficientes para entender por qué algunos cubanos no parecen convencidos.

Para algunos, hay preguntas más directas que atañen al conocimiento político social, con tantos crímenes, violaciones de derechos, encarcelados políticos no reconocidos que son condenados bajo el estatus de preso común, familias destruidas, acusaciones falsas, mentiras ¿Cómo es posible que Yoani tome partido por los cinco espías y el bloqueo?

DIVERSAS OPINIONES Y MUCHAS ESPERANZAS

Las opiniones son diversas, las esperanzas muchas. Yoani con su  voz catalizadora de la realidad cubana  se ha erigido  en la líder que ansiaban los cubanos. No se hablan de las causas que originan los funestos resultados, ni de la necesidad de hacer cambios a la Constitución. El camino para liberarse de la dictadura es aún largo y podrán surgir nuevas voces, líderes que prioricen al pueblo y su libertad total.

A su retorno al país, la bloguera tendrá muchas opiniones que verter en su computadora, exclusiva propiedad de escogidos porque este servicio es prohibido para todos y un privilegio de pocos. Hay mucha historia por delante.

Los cubanos necesitan entender que el ciclo de los Castros debe terminar porque los pueblos no deben ser humillados en beneficio del poder. Hombres y mujeres necesitan respirar su independencia, aprender a vivir sin el peso de gobiernos totalitarios, porque el futuro que es la niñez de hoy  no debe respirar el miedo ni el conformismo.

Sólo cuando los cubanos entiendan estos conceptos, podrán aceptar que en sus raíces nazcan las voces que hablen de compromisos políticos, colectivos y la necesidad de ser libres totalmente, un derecho que le han robado desde 1959. Cuba no necesita dictadores, ni un eterno socialismo constitucional, le urge sumarse a la comunidad internacional con la conciencia del deber de ser productivos, independientes y un verdadero país.

One comment on “Yoani Sánchez la figura controversial

  1. Srta. Amelia:
    Cuando usted termina el 5to. párrafo con la oración ¨permeada por el convencimiento, de una deuda educativa al régimen…¨usted se está haciendo eco de la prédica falaz del sistema de los Castro.
    Me explico: En primer lugar, en Cuba 1959-2013 no hay otra opción para educarse que el oficial adoctrinamiento-educacional. Luego, no hay nada que agradecer. Recurra a las estadísticas UNESCO u ONU anteriores a 1959 y podrá informarse de los niveles educacionales de Cuba. Por supuesto, había analfabetismo pero no para destruir el sistema y además, nunca se comparó, sino que se utilizaron sus valores absolutos y empezar a destruir el sistema y las tradiciones, impulsando a los adolecentes graduados de 6to grado a ir a salvar la patria alfabetizando a los campesinos de las sierras Maestra, Escambray y Los Mogotes de PdelR y los carboneros de la Ciénaga de Zapata.
    En resumen ? analice qué aporta al acontenido de su artículo el comentario señalado?
    Amistosamente, esperando leer mas de usted, Augusto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

41.282 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

pmcm