banner

Published On: Sab, oct 27th, 2018

El FBI detiene a sospechoso de enviar los paquetes bomba contra críticos de Trump

El FBI ha detenido a Cesar Sayoc, de 56 años, como sospechoso de haber enviado 13 paquetes bomba a diferentes líderes o simpatizantes del Partido Demócrata de Estados Unidos.

Cesar Sayoc Jr., de 56 años de edad, sospechoso de enviar paquetes con explosivos a varias personalidades relacionadas con el Partido Demócrata y medios de EE.UU. esta semana, afronta hasta 48 años de prisión.

Cesar Sayoc Jr., de 56 años de edad, sospechoso de enviar paquetes con explosivos a varias personalidades relacionadas con el Partido Demócrata y medios de EE.UU. esta semana, afronta hasta 48 años de prisión.

El director del FBI, Christopher Wray, ha dicho en rueda de prensa que los paquetes bomba no eran falsos y que no se descarta que existan más. No ha querido hablar de las motivaciones del detenido porque es “demasiado pronto” para hacerlo. También aseguró que las huellas dactilares de Sayoc estaban en el paquete enviado a la congresista demócrata Maxine Waters. Sayoc podría enfrentarse por estos hechos a 48 años de cárcel, ya que está acusado de cinco delitos federales, uno de ellos amenazar a un ex presidente de Estados Unidos (Barack Obama).

Como resultado de esta detención, una hora y 22 minutos fue lo que tardó el presidente de Estados Unidos en quitarle las comillas a la palabra “bomba”.

A las 10 y 19 de la mañana de Washington, Donald Trump colgaba en la red social Twitter un mensaje en el que indicaba que los artefactos explosivos enviados a los líderes y simpatizantes del Partido Demócrata, incluyendo a un ex presidente, era un montaje de la oposición, en colaboración con los medios de comunicación, para manipular el voto en las elecciones legislativas del 6 de noviembre. “La cosa ésta de las “bombas”, afirmaba el presidente, llega justo cuando “los republicanos lo están haciendo muy bien en el voto por adelantado”, y hace que “los medios de comunicación no hablen de política”.

Menos de tres cuartos de hora después, la policía detenía a Sayoc, nacido en Brooklyn, en la ciudad de nueva York, y residente en la ciudad de Aventura, en las afueras de Miami, por su presunta implicación en los atentados. Y a las 11 y 31 minutos de la mañana, Donald Trump volvía a Twitter para anunciar que, en un discurso que iba a pronunciar en unos minutos, “tocaré el tema de la investigación de los paquetes-bomba”. Esta vez, sin comillas.

Cesar Sayoc (i) y su camioneta llena de propaganda agresiva (d) | Foto © Collage /Sheriff County BrowardCollage /Sheriff County Broward

Cesar Sayoc (i) y su camioneta llena de propaganda agresiva (d) | Foto © Collage /Sheriff County BrowardCollage /Sheriff County Broward

“(Las fuerzas de seguridad) Han hecho un trabajo increíble, y lo han hecho rápidamente. Era como encontrar una aguja en un pajar”, dijo Trump en su discurso, e insistió en que los “actos que aterrorizan” a la gente, como el envío de los paquetes sospechosos, “son despreciables y no tienen cabida en este país”.

Los cambios ortográficos de los tuits presidenciales se debían no solo al arresto de Sayoc, sino al historial del presunto terrorista. El detenido tiene una furgoneta cuyas ventanillas traseras están empapeladas de montajes en los que se ve, por ejemplo, a Hillary y Bill Clinton y Barack Obama con dianas en la cabeza. Un dibujo de un pantano -la palabra con la que Trump se refería en campaña a la ciudad de Washington- en el que salen los líderes demócratas como monstruos, un fotomontaje de Trump subido a un tanque, una pegatina con la leyenda CNN sucks (CNN es asquerosa), y otras imágenes de índole similar completan la peculiar decoración del vehículo.

Toda esa iconografía ‘folk’ es típica de los seguidores de Trump. El presidente, de hecho, la fomenta a menudo con imágenes que cuelga en la Red. Sayoc, asistió a mitines de Trump en 2016 y colgó videos en Facebook, pero su exiguo pasado político contrasta con su historial de pequeños delitos y de problemas económicos, incluyendo arrestos por robos y tráfico de estupefacientes, un desahucio durante el colapso de la ‘burbuja’ inmobiliaria, en 2009, y un año de libertad condicional por un delito de amenazas con bomba.

Sayoc, de origen filipino, explica en su página de la red social profesional Linkedin que su abuelo combatió al Partido Comunista en ese país. También declara que es “agente y coreógrafo” de un club de striptease, aunque otras informaciones publicadas a lo largo de este viernes indicaban que él mismo era stripper, hasta que fue despedido porque, según su jefe, “no voy a hacerle un contrato a un tipo de 900 años como él”. En su página de Twitter, en la que usa el nombre Cesar Altieri, Sayoc acusa al candidato a gobernador de Florida por el Partido Demócrata, Andrew Gillum, de recibir dinero del inversor demócrata George Soros, a quien Trump ha acusado de financiar a “masas mafiosas”, y que fue el primero en recibir un paquete-bomba, el lunes.

Sayoc parece el típico terrorista solitario estadounidense, de derechas o de izquierdas, que se radicaliza solo y no forma un grupo amado ‘a la europea’. Su vida le sitúa en el terreno que un marxista de los sesenta llamaría el ‘lumpemproletariado’, donde la pobreza y la delincuencia se mezclan. Para los seguidores de Marx esa gente debía canalizar sus impulsos hacia el crimen en la lucha por la Revolución. Aparentemente, los ‘tuits’ de Donald Trump han conseguido con Sayoc lo que ‘El Capital’ no logró.

Para la izquierda demócrata, Sayoc ya tenía hoy un nombre: Magabomber. Es un juego de palabras entre las siglas MAGA (que en inglés corresponden a ‘Hacer Grande a Estados Unidos Otra Vez’, el lema electoral de Trump), ‘bomber’ (‘el que pone o lanza bombas’), y ‘Unabomber’, el nombre de un famoso terrorista llamado Ted Kaczynski, que entre 1978 y 1995 asesinó a 3 personas e hirió a otras 25 con cartas-bomba.

Goteo de paquetes bomba

El goteo de paquetes bomba de aspecto casero comenzó el pasado lunes, cuando el multimillonario y filántropo George Soros, un conocido donante demócrata, recibió uno en su residencia, en el estado de Nueva York.

Sin embargo, fue el miércoles cuando saltaron las alarmas con la detección de dos paquetes sospechosos más enviados a figuras del Partido Demócrata, como el ex presidente Barack Obama y Hillary Clinton.

También fueron destinatarios, entre otros, el ex fiscal general Eric Holder, la congresista demócrata Maxine Waters y el ex director de la CIA John Brenan.El que todos los destinatarios sean miembros del Partido Demócrata o personas contrarias al presidente Trump.

Estos sucesos se han producido cuando apenas quedan dos semanas para la celebración de elecciones legislativas en el país, el próximo 6 de noviembre.

Pablo Pardo | El Mundo

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Edición Impresa