banner

Published On: Mar, abr 4th, 2017

Martín González gran exponente del arte ancestral ”El popotillo”

RICHMOND, VA.- La pintura artística tiene muchas y muy variadas técnicas, algunas de ellas requieren el uso de materiales poco comunes y preparados por las propias manos del artista, tal es el caso de la técnica llamada ”arte con popotillo”. Precisamente, uno de los grandes exponentes en mantener vigente esta peculiar manera de hacer arte es Martín González, originario de Cuajimalpa, México, donde ha crecido disfrutando del contacto directo con la madre naturaleza y con gentes de culturas ancestrales, sobre todo de la cultura náhuatl.

Actualmente, el artista radica en Richmond, Virginia y ha tenido oportunidad de hacer exhibiciones en museos y galerías de arte, en esta parte de los Estados Unidos. Entre los más renombrados y concurridos locales que acogieron sus obras destacan: Petersburg Area Art League, The Ward Center for Contemporary Art y Virginia Museum of fine Arts.

Actualmente, el artista radica en Richmond, Virginia y ha tenido oportunidad de hacer exhibiciones en museos y galerías de arte, en esta parte de los Estados Unidos. Entre los más renombrados y concurridos locales que acogieron sus obras destacan: Petersburg Area Art League, The Ward Center for Contemporary Art y Virginia Museum of fine Arts.

Actualmente, el artista radica en Richmond, Virginia y ha tenido oportunidad de hacer exhibiciones en museos y galerías de arte, en esta parte de los Estados Unidos. Entre los más renombrados y concurridos locales que acogieron sus obras destacan: Petersburg Area Art League, The Ward Center for Contemporary Art y Virginia Museum of fine Arts.

Martín ¿Cómo nació en ti esa vocación que tienes por el arte?

En mi época de estudiante, al retornar de la escuela con mis amigos pasábamos por un taller donde trabajaban con el popotillo, allí nos deteníamos y a mi en particular me gustaba ver cómo hacían tan bonitas obras sin pinceles ni pintura, sin otra herramienta más que sus propias manos. Esa forma de hacer arte, me despertó la ilusión de aprender a trabajar algún día con el popotillo.

En ese entonces ¿Hubo alguien que haya influenciado a desarrollar tu aprendizaje sobre esta materia?

En realidad, sí hubo alguien de quien yo aprendí mucho a trabajar con esta técnica; un buen día me decidí a tomar clases de popotillo y resulta que mi maestro estaba haciendo realidad su sueño de mantener vigente una técnica ancestral. Ese maestro no solo enseñaba sino que también era capaz de transmitirnos su pasión por este arte, nos inspiraba a crear arte de calidad, nos exigía a dar lo mejor de uno mismo. A mi en  particular me ayudó mucho a llegar hasta donde estoy en materia de arte; él influyó positivamente en mi desarrollo integral como persona y eso es trascendental para mi.

¿Qué referencia histórica nos puedes dar sobre la técnica del popotillo?

Cuentan los abuelos que nuestros ancestros, ya hacían arte desde la época prehispánica utilizando las plumas naturales de las aves, pues como en Cuajimalpa había muchos árboles y vegetación también abundaban las aves exóticas de hermosos y coloridos plumajes; tal vez por esto la gente empezó a cazar, indiscriminadamente, a tal punto que las aves empezaron a escasear, entonces los artistas tuvieron que buscar alternativas para tener productos naturales al alcance de la mano, fue así como descubrieron que con el popotillo también se podía hacer arte”.

¿Qué es el popotillo?

El popotillo es simplemente una fibra vegetal que crece en los campos; es muy parecido a lo que llamamos ”pasto” o ”zacate”.

El pavo real, una de sus espectaculares obras del artista mexicano.

El pavo real, una de las espectaculares obras del artista mexicano.

¿Requiere de una preparación previa para darle color al popotillo?

Efectivamente, el popotillo en su estado natural es de color verde, para utilizarlo se debe secar y entonces toma un color amarillo pajizo; una vez que está seco primero se pone a hervir agua en un recipiente, después se le añade pigmento o color natural del tono deseado, también se le añade sal que sirve como catalizador; una vez que hierve esta preparación se sumerge el popotillo en ella hasta que quede bien impregnado el color, después se saca y se deja secar, entonces ya está listo para ser usado. Este procedimiento se repite para cada color de popotillo que se necesite.

¿El popotillo tiene algún complemento para su uso?

Sí, la cera de Campeche que es una mezcla de cera de abeja con resina de árboles, se utiliza como pegamento para que el popotillo se adhiera firmemente al papel donde se ha de colocar.

¿Cuál es el procedimiento para crear una obra con esta técnica?

Primero, se debe plasmar sobre el papel un dibujo que previamente elegimos, después se aplica la cera de Campeche sobre el dibujo formando una capa delgada y uniforme que cubra por completo todo el dibujo; el siguiente paso es delinear, que consiste en colocar el popotillo sobre todo el contorno del dibujo, precisamente, para delinearlo; después, se procede a rellenar, es decir, a cubrir todo el interior del dibujo con los diferentes colores de popotillo; esta es la parte mas laboriosa, porque se requieren infinidad de cortes en el popotillo que se hacen solamente con las uñas de los dedos.

¿Cuándo la obra queda definitivamente terminada?

La obra queda, prácticamente, terminada con el relleno y la aplicación de una capa de barniz para proteger el popotillo, al mismo tiempo que se limpia posibles residuos. Por último, se procede a recortar y enmarcar la obra si así se desea.

¿Cuál fue tu primera obra y qué sentiste al verla terminada?

Mi primera obra fue relativamente pequeña, algo así como de 10 centímetros, fue un “tlachiquero”, así se les llamaba a las personas que recolectaban el jugo de una planta muy grande que nosotros la conocemos como maguey. Sentí una gran satisfacción por haber cumplido mi primer meta, a la vez que me motivó mucho para seguir aprendiendo.

¿Qué temas te atraen para elegir tus obras?

Yo siento una profunda atracción por todo lo que tenga que ver con temas prehispánicos, me fascinan las culturas de nuestros ancestros y sus enseñanzas llenas de magia y misterio, como la simbología que usaban; también me atraen las plantas y sus propiedades tanto alimenticias como curativas, asimismo los animales y en general la naturaleza. Además, me apasiona el mundo de los sueños y sus significados, pues tengo mucho de donde escoger para mis obras.

¿Qué beneficios te proporciona hacer arte?

Primero, me libera del cansancio, del estrés, de la pereza, de las preocupaciones, en otras palabras me libera del mundo y de sus aflicciones. Segundo, me proporciona paz, tranquilidad, relajamiento, me hace sentir vivo, me hace sentir sano. Tercero, y tal vez el más importante, me da fortaleza, ánimo, me hace ver la vida con esperanza, con positivismo, me renueva espiritualmente.

¿Cuántas obras tienes hasta la fecha?

La mariposa, otra de  sus obras que forma parte de su colección.

La mariposa, otra de sus obras que forma parte de su colección.

Conmigo tengo 12 obras, digo conmigo, porque son muchas las obras que he realizado pero no todas las conservo; cuando decidí emigrar a este país dejé todas mis obras en México, claro que me gustaría recuperarlas pues forman parte de mi, de mis recuerdos, de mi vida.

¿Hay alguna de esas obras que guardas contigo por la que tienes predilección?

Si, hay una que es especial para mí por su significado, por su mensaje, por la enseñanza que recibí gracias a ella. En un sueño vi a una extraña mujer saliendo de unas cavernas, su fisonomía no era normal, iba caminando entre montes, al encontrarme con ella la identifiqué, pero no entendí de momento el motivo de haberla encontrado; estuve pensando y analizando mucho hasta que entendí lo que esa mujer representaba. Yo estaba en ese entonces saliéndome del camino correcto y esa mujer me dejó un aviso, una especie de correctivo moral; entonces hice algunos cambios en mi vida que me ayudaron a resolver un gran problema. Esa mujer quedó grabada en mi mente y en mi obra de popotillo”.

¿Tienes algún proyecto a corto o largo plazo?

Por supuesto, estoy personalmente, comprometido a promover y difundir esta técnica del popotillo en todos los niveles y ámbitos de nuestra comunidad latina; sobre todo, tengo el propósito de formar una escuela o una organización donde se puedan impartir clases de popotillo y despertar la pasión por el arte en las nuevas generaciones.

¿Ya has tenido oportunidad de exhibir tus obras en Estados Unidos?

Claro que s figuran: Petersburg Area Art League, The Ward Center for Contemporary Art y Virginia Museum of fine Arts. í, ya he tenido oportunidad de realizar exhibiciones en museos y galerías de arte de Virginia; Entre ellos destacan Petersburg Area Art League, The Ward Center for Contemporary Art y Virginia Museum of fine Arts.

Por último ¿Quisieras dedicar algunas palabras a nuestros lectores interesados en la técnica del popotillo?

Los invito, cordialmente, a que se den una oportunidad para conocer y aprender esta técnica y puedan comprobar por ustedes mismos, todo lo bueno que el arte puede hacer en sus vidas; y por supuesto me pongo a sus órdenes para realizar demostraciones en escuelas o en donde crean conveniente. Podemos contactarnos a través de este periódico ”RECORRIENDO AMERICA NEWS”.

POR RAUL MENDOZA

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Edición Impresa