banner

Published On: Dom, abr 7th, 2019

Trump da marcha atrás en su amenaza de cerrar la frontera con México

El presidente de EE.UU. da ahora un plazo de un año a México para que las drogas dejen de entrar

“La única cosa, francamente, mejor y menos drástica que cerrar la frontera son los aranceles en los coches, y lo haré”, dijo Trump antes de advertir que él “no se anda con juegos”. Foto AFP

“La única cosa, francamente, mejor y menos drástica que cerrar la frontera son los aranceles en los coches, y lo haré”, dijo Trump antes de advertir que él “no se anda con juegos”. Foto AFP

Nueva York.- Donald Trump ha reculado en una de sus amenazas más agresivas hasta la fecha: el cierre de la frontera con México. El presidente de EE.UU. ha centrado buena parte de su ascenso al poder en un mensaje sobre la necesidad de controlar la frontera sur, por donde entran decenas de miles de inmigrantes indocumentados y toneladas de droga.

En los últimos meses ha redoblado los esfuerzos en este asunto, que además sabe que son vistos con buenos ojos por sus bases electorales. A comienzos de año declaró una emergencia nacional para financiar la construcción del muro con México -envuelta todavía en una batalla legislativa y judicial- y el pasado viernes fue más allá y amenazó con “cerrar la frontera o una gran parte de ella” esta semana si “México no detiene inmediatamente toda la inmigración ilegal que llega a EE.UU.”.

La amenaza no era nueva -ya dijo algo similar el año pasado, poco antes de las elecciones legislativas- ni realista -supondría cortar un comercio diario de 1.400 millones de dólares, del que dependen cinco millones de empleos en EE.UU.-, pero él y altos cargos de su Gobierno han insistido en las amenazas esta semana. Este mismo miércoles, volvió a decir que cerraría la frontera si el Congreso de EE.UU. no acababa con los agujeros legislativos que facilitan la inmigración ilegal.

A pesar de que el anuncio se tomó con escepticismo, provocó una avalancha de reacciones en contra: de los demócratas en bloque, de asociaciones de empresarios, pero también del republicano de más alto rango en el Congreso -el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell- y de miembros de su gobierno, como el principal asesor económico, Larry Kudlow.

La marcha atrás se produjo solo un día después, el jueves, ante preguntas de los periodistas durante un encuentro con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. En lugar del cierre de la frontera, ahora Trump habló de «una advertencia de un año» a México: «Si las drogas no dejan de entrar, vamos a poner aranceles en México y sus productos, en particular, en los coches. Y si eso no para las drogas, cerraremos la frontera».

“La única cosa, francamente, mejor y menos drástica que cerrar la frontera son los aranceles en los coches, y lo haré”, dijo Trump antes de advertir que él “no se anda con juegos”.

Las idas y venidas no han salido gratis. La amenaza del cierre provocó que se disparara el número de inmigrantes ilegales desde su anuncio, lo que complicó todavía más la situación de colapso en la frontera, y aumentó el precio de productos importados de México, como el aguacate.

Javier Ansorena | ABC

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Edición Impresa