banner-espanol

El ISIS utiliza armas químicas en su guerra contra Occidente

John Brennan asegura que la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. tiene «certezas»  del uso de pequeñas cantidades de cloro y gas mostaza por parte de los yihadistas.

Hace tres días, James Clapper, director de la Inteligencia estadounidense, advertía ante el Congreso de la amenaza a escala mundial que supone el Estado Islámico y sus terminales en todo el mundo.

Hace tres días, James Clapper, director de la Inteligencia estadounidense, advertía ante el Congreso de la amenaza a escala mundial que supone el Estado Islámico y sus terminales en todo el mundo.

El Estado Islámico ha utilizado armas químicas en varias ocasiones contra los enemigos en el campo de batalla. John Brennan ha desvelado esta información y ha asegurado que los yihadistas son capaces de fabricar pequeñas cantidades de cloro y gas mostaza. «Tenemos un cierto número de casos en el que el grupo terrorista ha utilizado este tipo de armas», ha sentenciado.

El director de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. ha explicado que disponen de numerosos datos que apuntan a que los takfiríes del Estado Islámico tendrían acceso a un flujo ilimitado de precursores y municiones químicas y ha advertido ante la posibilidad de que este tipo de armas «terminen en Occidente para que algún lobo solitario realice un nuevo atentado».

En este sentido, Brennan ha insistido en la importancia de cortar las distintas rutas de transporte y de contrabando utilizadas por los yihadistas. El director de la CIA ha ignorado, no obstante, los campos petrolíferos de la organización terrorista desde los que se envía crudo a su socio turco, Tariq Erdogan. La Inteligencia rusa estima que el comercio entre el país miembro de la OTAN y el autoproclamado califato es constante y han divulgado varias fotografías de cientos de miles de camiones cisternas apostados en los pasos fronterizos.

En una entrevista para la CBS, Brennan ha confirmado que numerosos activos estadounidense se encuentran ya trabajando sobre el terreno: «La Inteligencia de Estados Unidos participa activamente, desde hace varios meses, en los esfuerzos para destruir al Estado Islámico en Siria e Irak y construir proyectos de futuro para estos países».

Hace tres días, James Clapper, director de la Inteligencia estadounidense, advertía ante el Congreso de la amenaza a escala mundial que supone el Estado Islámico y sus terminales en todo el mundo. «El ISIS tiene una creciente capacidad de dirigir e inspirar ataques contra un amplio espectro de objetivos en el mundo», explicaba Clapper en un informe, donde agregaba que los islamistas radicados en Estados Unidos representan «la amenaza terrorista sunita más significativa» para el país.

«El éxito percibido de ataques cometidos por extremistas violentos locales en Europa y Norteamérica, como los de Chattanooga y San Bernardino, pueden motivar a otros a replicar ataques oportunistas con poca o ninguna advertencia, disminuyendo nuestra capacidad de detectar la planeación y preparación de operativos terroristas», apuntaba Clapper.

ATAQUES A LA POBLACIÓN SIRIA EN JUNIO

Diferentes países, entre ellos Irak, Estados Unidos y Rusia, han alertado sobre la utilización de estas armas por parte de los yihadistas. La solución de las potencias occidentales ha pasado por apelar al Tribunal de la Haya, que prohíbe expresamente el uso de este tipo de armamento, sin comprender la nula importancia que los terroristas dan a las resoluciones de un organismo por el que, con toda seguridad, no serán juzgados.

En el mes de julio, las milicias kurdas que luchan contra los terroristas en Irak y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos denunciaban el uso de gas tóxico contra la población civil en una ofensiva iniciada por los muyahidines a finales del mes de junio en Siria.

EUROPA, EN EL PUNTO DE MIRA

Un alarmante documento difundido por el Parlamento europeo el pasado mes de diciembre aseguraba que el Estado Islámico había reclutado todo un ejército de expertos en química, física y ciencias de la computación y ha pasado de contrabando a Europa material para realizar armas de destrucción masiva en «futuros ataques».

«En la actualidad, los ciudadanos europeos no están contemplando seriamente la posibilidad de que grupos extremistas puedan usar materiales químicos, biológicos, radiológicos o nucleares (QBRN) en los ataques en Europa», indicaba el documento para agregar que «en estas circunstancias, el impacto de un ataque de ese tipo, en caso de que ocurra, sería aún más desestabilizador».

El informe aconsejaba a los Gobiernos europeos y las instituciones de la UE que «estén en alerta», y consideren «abordar públicamente la posibilidad de un ataque terrorista con materiales químicos, biológicos, radiológicos o incluso nucleares».- La Gazeta

Por Arturo García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

41.283 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

pmcm