banner-espanol

Plan fiscal de Trump dejará a diez millones de personas sin cobertura médica

El diario ‘The Washington Post’ avanzó este domingo que el presupuesto federal recoge unos recortes «de 800.000 millones de dólares» en esta partida

Los estadounidenses protestan contra la nueva ley sanitaria de Trump.

Los estadounidenses protestan contra la nueva ley sanitaria de Trump.

Nueva York.- Con la cabeza puesta en las cuentas del país, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, repetía durante la campaña electoral que iba a bajar los impuestos y derogar la ley sanitaria de Barack Obama, sin perjuicio del programa federal-estatal conocido como Medicaid, que presta atención médica a las personas con menos ingresos y discapacitadas.

En estos cuatro meses, la administración Trump ha trabajado para hacer realidad los dos primeros compromisos electorales -aunque con más de un revés en su intento por eliminar la reforma sanitaria de su antecesor-. Sin embargo, el plan presupuestario de 2018 que se presentará este martes, apunta que el programa Medicaid sufrirá cambios importantes que podrían dejar sin seguro médico a más de 10 millones de personas.

El diario ‘The Washington Post’ avanzó este domingo que el presupuesto federal recoge unos recortes «de 800.000 millones de dólares» de esta partida para los próximos diez años. Estos números están en línea con el proyecto de reforma sanitaria (que deroga la ley conocida como Obamacare), que empezó a tramitarse en el Congreso a principios de mayo. Aún no ha sido aprobada por el Senado, donde los legisladores republicanos trabajan para obtener un texto que pueda tener al menos el apoyo de 50 de sus 52 senadores.

Actualmente, unos 73 millones de estadounidenses están cubiertos por este programa o uno vinculado a él para niños. La Oficina Presupuestaria del Congreso estima que estos recortes en Medicaid podrían afectar a más de 10 millones de ciudadanos durante esta década; principalmente, aquellos que se beneficiaron de la expansión del programa con la administración Obama.

Durante la campaña presidencial, Trump aseguraba que su Gobierno seguiría dando cobertura a los desfavorecidos incluso sin Obamacare. «No podemos dejar que la gente muera en la calle, ¿de acuerdo?», decía en un encuentro con ciudadanos en febrero.

Según el periódico, el proyecto presupuestario para 2018 incorpora otros recortes en programas de asistencia para los ciudadanos con ingresos más bajos como, por ejemplo, el de cupones de alimentos.

De acuerdo con los datos del Departamento de Agricultura, más de 44 millones de estadounidenses recibían este tipo de ayuda en febrero de 2017. El plan fiscal para 2018, señala The Washington Post, da más autonomía a los estados sobre esos programas sociales y sus fondos, que hasta ahora eran gestionados a nivel federal.

El líder de los demócratas en el Senado Chuck Schumer, criticó estos recortes masivos una vez conocida la información. «En otra promesa rota con los trabajadores, el presupuesto de Trump saca del ‘tapete’ a muchos que necesitan ayuda», señaló en un comunicado.

En su cuenta de Twitter, el senador por Nueva York recordaba que más de medio millón de personas de la tercera edad recibían asistencia médica a través de Medicaid. Con la nueva ley sanitaria -que se está tramitando- su atención quedaría «limitada», advertía Schumer.- El Mundo

POR CAROLINA MARTÍN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

41.282 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

pmcm