banner-espanol

Salvador de Bahía es acariciada por la maravilla de sus playas

Salvador de Bahía es mestizaje cultural, huellas de candomblé e infinidad de manifestaciones artísticas y culturales que invitan al turista a descubrir la alegría bahíana.

En el noreste de Brasil se encuentra Salvador de Bahía, una ciudad acariciada por maravillosas playas y brillante sol, es dueña de un atractivo tropical para disfrutar de su alborozo ambiente y contagiante música al ritmo bahiano todos los días del año.

Salvador de Bahía se convierte en uno de los escenarios internacionales que recibe a turistas de todo el mundo para descubrir uno de los sitios recubiertos de invaluable riqueza patrimonial en el sur de Latinoamérica, bautizada por su gente como la “Capital de la Alegría”.

El Pelourinho, epicentro histórico de la ciudad, es un lugar colmado de construcciones coloridas y empedrados pasajes que trazan su arquitectura colonial barroca portuguesa como muestra de su legado patrimonial del siglo XVI. Conocida como la “Roma Negra” por su influencia cultural africana, es un centro histórico que alberga alrededor de 350 iglesias.

Entre los templos religiosos figuran la Catedral de Salvador, la Iglesia del Convento de San Francisco, decorada en pan de oro, representa el estilo barroco de las iglesias de Brasil. La Iglesia Nuestro Señor de Bonfim, localizada en la Sagrada Colina y de estilo rococó es una de las más visitadas. Aquí se encuentran las famosas “Fitinhas de Bonfim”, cintas de diversos colores con la leyenda de Bonfim, son el souvenirs típico de la ciudad y un amuleto religioso católico que se ofrece a los turistas en el pueblo  bahíano.

En este sitio se celebra cada año en la escalinata de la iglesia la “Fiesta de la Lavada de Bonfim”(Lavagem do Bonfim) lugar de encuentro de las bahíanas que lucen sus trajes típicos para lavar los escalones con agua perfumada. Miles de personas llenos de júbilo se dan cita en uno de los principales eventos religiosos de Salvador de Bahía.    Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985, la ciudad es una galería histórica y cultural representada en la majestuosidad de sus palacios, iglesias y conventos coloniales de los siglos XVI y XVII.

Con 50 kilómetros de playas, Salvador se encuentra dividida en ciudad alta y ciudad baja. Aquí encontramos el famoso Elevador Lacerda inaugurado en 1873, conecta una distancia de 72 metros entre la Plaza Thomé de Souza en la ciudad alta, y la Plaza Cayrú en la parte baja.

Sus remarcadas influencias afrobrasileñas, su música, su danza, el conglomerado de mitos, creencias religiosas, leyendas; la mixtura de razas africana, europea, consolidan su rica e interesante cultura como periplo turístico. La casa del escritor Jorge Amado, hoy convertida en museo, es otro de los asiduos lugares visitados por los amantes de la obra literaria del escritor brasileño.

En la tierra del aclamado Carnaval de Salvador, se respira la capoeira, su folclor, su exquisita gastronomía es una amalgama de sabores y colores. Los frutos del mar, el picante y la misteriosa sazón de sus especias dan un toque especial a su cocina. Son múltiples los establecimientos de comida que siempre están listos a brindar la mejor atención al visitante en compañía de una fría cerveza Bohemia para disfrutar de la fiesta al ritmo del Axé.

POR: SONIA GAYBOR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

41.294 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

pmcm