banner-espanol

Supremo de Estados Unidos da esperanza de residencia a 5 millones de inmigrantes

La Corte revisará las medidas migratorias de Obama y dará su resolución en junio próximo.

Activistas proinmigrantes continúan con su batalla contra la administración Obama para que se detengan las redadas.

Activistas proinmigrantes continúan con su batalla contra la administración Obama para que se detengan las redadas.

WASHINGTON.- En momentos en que la comunidad de inmigrantes en Estados Unidos está atemorizada por una serie de redadas que la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) lanzó a inicios de año, el Tribunal Supremo arrojó ayer una esperanza al anunciar que revisará la legalidad del plan migratorio del presidente Barack Obama.

Tras cerrar la semana pasada sus deliberaciones al respecto sin una decisión, el máximo tribunal del país declaró su intención de estudiar la apelación presentada por el Gobierno de Obama para poder aplicar sus medidas migratorias, que debían haber entrado en vigor el año pasado.

El mandatario demócrata impulsó, a través de un decreto presidencial, una reforma de las leyes migratorias del país que permitía a millones de indocumentados solicitar un permiso de residencia especial que evitaría su deportación. En total, casi cinco millones de personas podrían beneficiarse de la medida.

Sin embargo, el plan fue bloqueado en febrero pasado a raíz de una demanda presentada por 26 estados, en su mayoría gobernados por republicanos, liderados por Texas y que argumentan que el plan migratorio excede la autoridad que la Constitución otorga al presidente.

OPOSICIÓN

La mayoría de los precandidatos republicanos a la Casa Blanca se opone al plan Obama, mientras que los demócratas prometen ir más lejos que el presidente para reformar el sistema.

El plan migratorio presentado por Obama en noviembre de 2014 consiste en la ampliación de un programa ejecutivo de 2012 conocido como Acción Diferida (DACA), cuyo objetivo es evitar la deportación de los jóvenes “dreamers” (soñadores) que llegaron a EUA siendo niños acompañando a sus padres indocumentados.

La otra parte del plan es el programa de Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA), que busca amparar a los padres indocumentados de ciudadanos estadounidenses o con residencia permanente.

Si el Tribunal Supremo dictamina que Obama no se excedió en sus competencias y ha respetado la legislación, la regulación de indocumentados más ambiciosa de las últimas décadas puede convertirse en el sello final de su presidencia. Caso contrario, el mandatario dejará la Casa Blanca sin haber cumplido la promesa de reformar el sistema migratorio.- La Prensa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

41.293 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

pmcm