banner-espanol

“Werc” Álvarez muralista mexicano triunfa en New York

“Werc” nació en Ciudad Juárez, pero ahora a sus 34 años vive en Brooklin, Nueva York. Desde ahí ha viajado a todo el mundo para ir dejando trozos de arte en las paredes de Los Ángeles, San Diego, algunas ciudades de Alemania, Inglaterra, España y México

“Werc”  luego de haber pintado en varias ciudades de Estados Unidos y Europa, volvió a su terruño y hace sus trazos sobre la pared norte de la Biblioteca Arturo Tolentino -en el Parque Borunda- como parte del proyecto ColorWalk, que en este mes hará al menos 30 murales.

“Werc” luego de haber pintado en varias ciudades de Estados Unidos y Europa, volvió a su terruño y hace sus trazos sobre la pared norte de la Biblioteca Arturo Tolentino -en el Parque Borunda- como parte del proyecto ColorWalk, que en este mes hará al menos 30 murales.

A los 8 años se fue a vivir a El Paso y cuando tenía 18 migró a Los Ángeles, en donde se consolidó como un muralista de talla internacional. Del graffiti fue pasando poco a poco al mural, cuenta.

Hoy, luego de haber pintado en varias ciudades de Estados Unidos y Europa, “Werc” volvió a su terruño y hace sus trazos sobre la pared norte de la Biblioteca Arturo Tolentino –en el Parque Borunda– como parte del proyecto ColorWalk, que en este mes hará al menos 30 murales.

Dice que su pintura de la Tolentino, de 10 por 8 metros, habla de mexicanidad y de espiritualidad. Espera terminarlo hoy.

“Para mí es muy emotivo regresar a pintar aquí, no sólo porque vuelvo a mi tierra, sino porque sé que esto es lo que necesita, y que Juárez lo necesita más que nadie”, dice “Werc” Álvarez, como se hace llamar el muralista.

El proyecto ColorWalk tiene que ver con eso, a decir de sus organizadores.

René Nava, uno de los coordinadores, explica que el plan es poner estos 30 murales en determinadas zonas que cambien el entorno de quien ahí vive.

Serán pintados por otros cinco muralistas extranjeros: “Felegm”, “Eversiempre” y Mariela Ajras, que vienen de Argentina; el belga Roa Street Art y el juarense “Werc”.

También el mexicano “Spaik”, de Morelia, Michoacán, estará participando junto con otros 10 artistas y colectivos juarenses, entre los que se encuentra Melo y Colectivo Calavera.

Por el momento tienen aseguradas varias bardas cerca del cruce de las calles Vicente Suárez y Simona Barba, en la colonia Melchor Ocampo, una zona que ya ha sido intervenida artísticamente por muralistas locales, donde los vecinos ya son receptivos a este tipo de arte urbano.

La intención, dice “Pilo” (Leonel Portillo), es formar un corredor de murales que cambie la percepción de la ciudadanía y que incluso pueda atraer turistas como ya sucede en otras partes del mundo. Agrega que hay intención de pintar zonas turísticas como el Centro de la ciudad y el Pronaf, pero por ahora no se ha logrado concretar la autorización de empresarios.

Los lugares donde se van a hacer estas intervenciones se pueden verificar en la página www.facebook.com/colorwalkciudadjuarez. “Queremos invitar a la gente para que llegue, camine, platique con los artistas porque eso ayuda a que el trabajo sea más simbólico”, dice Pilo.

“Werc” explica que los murales cambian tanto a las personas como a los entornos.

“Empieza en el subconsciente. A lo mejor la persona no capta toda la información y no digiere todo lo que se está comunicando, pero en el subconsciente se planta una semilla que crece, porque todo lo que vemos nos alimenta. Si cambiamos lo que vemos, con el arte, nos empezamos a alimentar espiritualmente e intelectualmente”, afirma.

“El arte público cambia la percepción de la persona, uno asocia el arte con cosas positivas, si alguien vive en la ciudad se siente diferente y eso cambia a los lugares”, dice.

Esta es la primera vez que hace un mural en Juárez. “Me siento muy honrado, todavía lo estoy asimilando, nadando en la experiencia, es muy bonito ser parte de esta nueva historia”, dice “Werc”.

El juarense de nacimiento y neoyorquino por adopción ha pintado obras cotizadas hasta en 100 mil dólares. Un ejemplo es El Paso Portall, que se encuentra en el bajo el puente Lerdo-Stanton, que el gobierno de El Paso pagó en 90 mil dólares. Se trata de un mural con cuadros tomados de la historia y la identidad paseña.

Los organizadores explican que el proyecto ColorWalk nació como una intención de los muralistas, que han tocado puertas en gobierno, iniciativa privada y en otras organizaciones enfocadas en la reconstrucción del tejido social, en donde han tenido muy buena respuesta. La prueba es, dicen que con los fondos se ha logrado traer a gente desde Bélgica que viene a regalarle su trabajo a los juarenses. El Diario

POR MARTÍN CORONADO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

41.285 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

pmcm