banner-espanol

Elecciones en Venezuela rumbo a recta final de suspenso creciente

Capriles, un ex diputado, ex alcalde y gobernador, es la cabeza visible de una coalición de partidos de centro, derecha e izquierda

La campaña electoral para las elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre en Venezuela está en su recta final, en un clima de suspenso creciente, mientras aumenta la posibilidad de un final cerrado en torno a dos candidatos y dos modelos políticos y económicos radicalmente confrontados.

En estos polarizados comicios, el presidente Hugo Chávez sigue como favorito en casi todas las encuestas, mientras su opositor, Henrique Capriles Radonski descuenta terreno en el fragor de una campaña en la que ambos lados del país se juegan el todo por el todo.

Este será el día “D” en la lucha entre dos modelos políticos y económicos. Son dos formas antagónicas de ver y medir a la sociedad venezolana y su enorme riqueza en recursos naturales.

La polarización es tan marcada que, para algunos analistas independientes, ya no está claro cuál de los dos candidatos se impondrá. Es la única vez en 14 años que el político y militar Chávez tiene posibilidades reales de perder el empleo y el poder absoluto que tiene sobre los venezolanos.

Capriles, un ex diputado, ex alcalde y gobernador, es la cabeza visible de una coalición de partidos de centro, derecha e izquierda, escogido en unas inéditas elecciones primarias en febrero pasado, en un esfuerzo de la reunificada oposición por plantear una pelea real a Chávez.

“El escenario numérico se debate entre una situación cerrada o un triunfo holgado del presidente Chávez”, aseguró el experto Luis Vicente León, director de la firma Datanálisis, una de las consultoras más prestigiosas del país.

LAS ENCUESTAS

El último estudio de intención de voto de Datanálisis levantado entre el 10 y el 16 de septiembre muestra una brecha de 14.7 puntos porcentuales a favor de Chávez con 43.8% de intención de voto sobre 29.1% para Capriles. Pero también había un determinante 23.2% sobre el total de entrevistados de “no respondientes”. Esa cifra incluye 8.8% de indecisos y 14.4% que no reveló su preferencia.

Otros estudios, como el de Consultores 21 daban en agosto a Capriles 48.1% y a Chávez 46.2 por ciento. Aparentemente estos datos incluyen a los que efectivamente dijeron que van a votar, y estarían depurados de la influencia de los indecisos y “no respondientes”.

Ese grupo será determinante. Su comportamiento decidirá las elecciones en Venezuela”, afirmó León. Y no es casual que ambos candidatos apunten sus estrategias a conquistarlos.

Incluye a personas que se decantarán el día de las elecciones, a quienes ya decidieron por quién votarán, pero que no quieren decirlo, y a los abstencionistas de convicción.

Más allá de estas encuestas convertidas en otra arma de propaganda, hay en el público una percepción de que el panorama electoral se está moviendo y no todo se ha dicho.

EN BUSCA DE MÁS SIMPATIZANTES

Ambos candidatos queman cartuchos intentando seducir electores más allá de su territorio natural: el radical Chávez ahora coqueteándole a los ricos y a la clase media, y Capriles intentando mejorar su conexión con los más pobres.

Hace poco, Capriles recorrió las tortuosas calles del barrio Carpintero en Petare, un populoso complejo de “ranchos”, o barriadas populares del este de Caracas, el principal bastión de la oposición y del propio candidato.

El mensaje oficial del chavismo es que todos los pobres están con su modelo “socialista” y que esta vasta mayoría lo prolongará en el poder. Pero un recorrido por sitios como Petare puede contrariar esa tesis.

“Si cobro mi pensión de vejez es porque trabajé mucho en mi juventud. Y yo tampoco me vendo, ni por una migaja ni por nada. La dignidad no tiene precio”, aseguró Heriberto González, de 69 años, durante la marcha de Capriles.

“La gente quiere un cambio. Viejo es viejo aunque se afeite y la juventud se impone. Capriles es el hombre”, dijo respecto a la confrontación de Chávez —de 58 años, y convaleciente de un cáncer— y su retador, de 40 años y con estampa de maratonista.

Durante este recorrido por la parte más alta de Petare, predominaban los afiches de Chávez colgados de las paredes sin revoque. Pero también había espacio para los de Capriles. Militantes de ambos bandos discutían civilizadamente, pese a las admoniciones de Chávez, quien pronostica “una guerra civil” impulsada por los pobres en “el supuesto negado” de que pierda las elecciones y su proyecto político sea desmontado.

“Lo que espero es que el 7 de octubre vamos a ganar los chavistas”, indicó Blanca Bolaños, una líder comunal en una esquina por donde minutos después pasaría Capriles, arropado por un torbellino de seguidores.

“No hay necesidad de que por el odio que le tienen a Chávez, alguna gente vaya a echar a perder el país”, afirmó agitando sus banderas rojas.

Los problemas en esas barriadas pobres que también serán determinantes el 7 de octubre, son los mismos que golpean a la clase media y media baja: altas tasas de criminalidad; impunidad, salarios que no alcanzan; poca disponibilidad de empleos bien remunerados y pésimos servicios públicos.

La gente lo que quiere es que “le resuelvan”, que le hable su lenguaje cotidiano y le importa poco el terma de las ideologías. En el fondo, los grandes problemas son económicos.

“El voto es muy racional. Si votan por Chávez es por los beneficios materiales que obtienen, con sus misiones. Y los que votan por Capriles es porque esperan mejorarlos”, explicó el profesor Luis Salamanca, de la Universidad Central de Venezuela.

Las misiones son el nombre común de una docena de programas sociales que incluyen desde la oferta de casas y muebles a través de la Gran Misión Vivienda, hasta trabajos temporales y servicios asistenciales.

La encuestadora Datos concluyó a comienzos de este año que 40% de la población recibe algún beneficio del gobierno a través de estas misiones, que por cierto se sustentan un alto nivel de endeudamiento público.

A finales del 2011, Salamanca dirigió un estudio del Centro Gumilla, de los jesuitas, en barriadas pobres y encontraron que el empleo y la inflación están entre los principales problemas en los estratos D y E de la población.

“La situación de ese sector se ha movido entre la esperanza y la desesperanza. La frustración es mucha, se revela en ese 50% de personas que dicen que el empleo es su principal problema”, aseguró Salamanca.

Sobre ese escenario social la oposición busca transmitir la idea de que el venezolano no tiene por qué vivir tan precariamente en un país tan rico en recursos. Por eso Capriles promete institucionalizar las misiones y convertirlas en un asunto de Estado y no del gobierno, crear condiciones para que haya movilidad social con el empleo, dijo el experto.

Pero estudios como los de Salamanca revelan que la mayoría no ve como eficientes estos programas, pues no alcanzan a cubrir las expectativas sembradas por el propio Chávez.

La candidatura de Capriles ha ganado terreno en las últimas semanas, con su estrategia de contacto directo con los electores y de recorridos en auto, motocicletas y a pie por decenas de pueblos y ciudades de todo el país.

Este estilo proselitista contrasta con el escogido por Chávez, que en general se ha limitado a exhibir el poderío de su verbo y su carisma en constantes apariciones por radio y TV, gracias al poder dominante que ejerce sobre los medios públicos y privados del país, a través de sus constantes cadenas obligatorias, en las que emite mensajes sobre obras del gobierno y sus misiones y prédicas a su modelo socialista.

En cualquier caso no hay indicios claros de que alguno de los dos candidatos logrará arrasar en estos comicios, y quien gane querrá consolidar el poder en los meses y años siguientes.

PLANES EN CASO DE GANAR

Chávez, que busca completar al menos 20 años de mando absoluto se dispondría a consolidar su proyecto estatista, con una serie de nuevas leyes que apuntan a quebrar grandes grupos económicos como el gigante de alimentos Polar, a través de una ley Antimonopolios. Esa reforma ya tiene la cama hecha en la Asamblea Nacional, donde tiene mayoría absoluta su modelo con el Partido Socialista Unido (PSUV) y el Partido Comunista.

También se dispone a consolidar su llamada Revolución Bolivariana y hacer irreversibles los cambios en el sistema político y económico, con iniciativas que, según sus propias palabras, buscan abolir el capitalismo y hasta las ganancias de las empresas.

Si ganara Capriles, el propio Chávez ha dicho que el líder opositor se toparía con una Asamblea Nacional revolucionaria que no permitiría arriesgar los avances del actual modelo.

Capriles también tendría que enfrentar el dominio absoluto del chavismo en todo el aparato estatal, lo que incluye desde el Tribunal Supremo de Justicia, hasta las Fuerzas Armadas y milicias de civiles armados.

Pero cualquiera de los dos tendría que enfrentar una economía con fuertes desequilibrios, con un endeudamiento público que crece vorazmente, la tasa de inflación más alta de América Latina (sobre 20%), y un crecimiento económico que, según proyecciones privadas, caerá hasta en torno al 2% del PIB en 2013, menos de la mitad del 5% previsto para 2012 y lo peor, precios del petróleo en tendencia bajista en medio del enfriamiento de la economía global. El crudo aporta 95 de cada 100 dólares por exportaciones que ingresan a Venezuela.

OMAR LUGO / EL MUNDO / VENEZUELA

 

2 comments on “Elecciones en Venezuela rumbo a recta final de suspenso creciente

  1. y no soy majunche soy VENEZOLANO igual que el! asi que chavez bastardo respeta al pueblo mijo segui asi con tus insultos y descalificacion que vas a es pa bajo pero a millon! sigue con tu radicalismo y tu deliria q eso es bueno pa nuestro candidato! deja d hablar tanta paja y dedicate a gobernar estos meses que t quedan! y capriles no tiene la necesidad ni la obligacion de responderte el le responde es al pueblo a los ciudadanos! ENFERMO MENTAL! PARANOICO! NARCISISTA!

  2. Son muchas las posibilidades, y por eso hemos decidido preguntarles a ustedes, nuestros lectores, el por qué han decidido los venezolanos cambiar su preferencia y favorecer a Capriles en la elección presidencial. Dígannos sus pensamientos , y reportaremos los resultados la semana que viene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

41.294 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

pmcm